El presupuesto asignado a la UES mantiene una deuda de $42 millones de los cuales $20 millones corresponden al año anterior.

Desde el primero de noviembre la Universidad de El Salvador (UES) suspendió el pago de horas extras y contrataciones al personal de las Oficinas Centrales de la institución, esta medida responde al retraso en la entrega del presupuesto.

Aunque las autoridades universitarias confirmaron que se ha realizado un desembolso, el Ministerio de Hacienda no ha hecho efectiva la entrega de $42 millones, de los cuales $20 aún corresponden al año anterior.

Vicente Cuchillas, docente universitario detalló “para este año hay un agravante y es la falta de transferencia de 42 millones que están aprobados en el presupuesto de la Universidad de El Salvador y sin embargo no se han transferido”, durante la entrevista radial de YSUCA.

Cuchillas sostiene que “el presupuesto de la UES está establecido a nivel constitucional. El hecho de no otorgarse a estas alturas, hay una violación de la Constitución”.

Para el académico resulta incoherente que las autoridades gubernamentales hablen sobre desarrollo de país sin resolver este tipo de problemas.

Recientemente la Asamblea Legislativa aprobó un recorte presupuestario al sector Educación en el que la Universidad resultó afectada con la reducción de un millón de dólares al presupuesto correspondiente al año en curso.

Previamente Evelyn Farfán, vicerrectora académica electa de la UES, afirmó que está situación se convierte en una “limitante para poder desarrollar a plenitud todos los proyectos que se tienen, debido a que este año todos los desembolsos han sido para cubrir salarios de tal manera que muchos de los aspectos prioritarios que debimos cubrir como recursos propios de la institución para no paralizar”, para garantizar la continuidad de las actividades.

Gobierno adeuda $42 millones en presupuesto a la UES

Todos los empleados de la Universidad de El Salvador no han recibido el aguinaldo ni el salario de diciembre por falta de fondos. Foto EDH /Archivo

Uso de las instalaciones

La Universidad Nacional es una de las pocas instituciones de educación superior que continúa trabajando de forma virtual debido a que parte de las instalaciones centrales estaban siendo remodeladas y adaptadas para los Juegos Olímpicos Centroamericanos; sin embargo, al finalizar las actividades, los edificios no fueron entregados y ahora funcionan para albergar a los periodistas internacionales que cubren la 72º del certamen, Miss Universo.

“Los Juegos (Centroamericanos) ya terminaron, ya la parte de la universidad no es vía olímpica y ellos siguen manejando que tienen la Vía Olímpica universitaria. Para nosotros es inaceptable”, apuntó Vicente Cuchillas.

Aunque el docente de la UES, afirmó que el personal tenía sospechas que esta situación iba a suceder luego que los edificios destinados a ser aulas de clase habían sido transformados en dormitorios y áreas de baño no fueron nuevamente adaptados para dar clases.

“Desde que vimos que terminaron los Juegos y las instalaciones no se empezaron a trabajar para reacondicionarlas, advertimos que la intención del gobierno era quedarse con las instalaciones por tiempo indefinido”, agregó Cuchillas.

Con esta situación al menos cuatro facultades están siendo afectadas principalmente humanidades y medicina quienes deben recibir parte de sus clases de forma virtual e incluso en las áreas verdes de la universidad.

“No sé cómo se tienen que decirse estas cosas para que el señor presidente entienda la gravedad de la situación, porque yo veo como `no pasa nada, ya se les va dar`, cada mes que pasa sin que se entregue las instalaciones afecta a los jóvenes”, principalmente las clases practicas o que deben ser impartidas en laboratorios.

Uno de los puntos destacados por Cuchillas es que en 2018 cuando el actual presidente era candidato y se presentó a las instalaciones universitarias brindó un discurso dirigido a los jóvenes en el cual hizo al menos 15 promesas, “ninguna se ha cumplido, entre ellas el presupuesto”.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed