Los migueleños de Club Deportivo Águila jugarán su segundo partido en Copa Centroamericana, con la responsabilidad de cambiar la imagen del fútbol salvadoreño

Luego de la pobre imagen que han regalado los equipos salvadoreños en la Copa Centroamericana de Concacaf, en Águila recae el peso de cambió de imagen. Esta noche, los emplumados reciben al Diriangén de Nicaragua, con la obligación de ganar para mantener vivas las esperanzas de llegar a la siguiente fase o de lo contrario, también se iría despidiendo con más pena que gloria.

Los migueleños debutaron con derrota en esta competencia, frente 2-1 contra el Herediano de Costa Rica, la semana pasada. Por ello están últimos del grupo C, con solo un partido, por dos que suman los ticos (4 puntos) y Comunicaciones (6), que son los líderes. Vale destacar que solo avanzarán los primeros dos de cada grupo a la fase de Cuartos de final.

Exentrenador del CD Águila denuncia amaños en Panamá

Un punto de motivación para los migueleños es que iniciaron con pie derecho el torneo Apertura 2023, con un triunfo por la mínima sobre el Santa Tecla. Este resultado esperan que sea una fuente de motivación y confianza para esta noche frente a los chochos, que también suman dos partidos jugados y solo un punto conseguido.

Yeltsin Tejeda #17 de Herediano durante el partido entre Herediano y Aguila en la Copa Centroamericana de Concacaf, realizado en el estadio Alejandro Morera Soto, en Alajuela, Costa Rica. Foto: Norvin Mendoza/Straffon/concacaf.com

“En el primer partido no pudimos sumar, ahora tenemos que hacerlo obligatoriamente en casa. Vamos mejorando partido a partido y este tendrá que ser importante hacerlo”, comentó Santos Ortiz, quien se perdió el duelo en suelo tico por sanción, pero que el sábado marcó el tanto del triunfo (0-1) sobre el Santa Tecla.

Además de Ortiz, los migueleños podrían presentar otras variantes en su once inicial. Sin embargo, el equipo oriental no podrá contar con el colombiano Carlos Salazar, quien fuera expulsado en el partido contra Herediano.

Ayer, los migueleños viajaron a Santa Tecla, para hacer el respectivo reconocimiento de cancha al estadio Las Delicias, que volverá a tener actividad futbolistica, después de haber sido sede del fútbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2023.

Aunque el terreno sintético se presta más para el estilo de juego de los nicaragüenses, los jugadores emplumados esperan que esto no les cause problemas, pues también consideran que “no es un terreno indiferente para nosotros, ya que torneo a torneo nos toca visitarlo”, mencionó en un momento Gerson Mayén, mediocampista de cuadro negronaranja.

REGRESAR A PORTADA



Source link

Por ahed