El cese de fuego estaba previsto para este jueves, pero Tzachi Hanegbi, asesor de seguridad nacional del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aclaró que el canje de rehenes por prisioneros previsto con Hamas se ha retrasado al menos hasta el viernes.

Desde este viernes regirá un alto al fuego de cuatro días acordado en Gaza y en virtud del cual Hamás se ha comprometido a liberar a 50 rehenes o más, mientras que Israel liberará 150 presos palestinos que no cuenten con delitos de sangre.

El cese de fuego estaba previsto para este jueves, pero Tzachi Hanegbi, asesor de seguridad nacional del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aclaró que el canje de rehenes por prisioneros previsto con Hamas se ha retrasado al menos hasta el viernes.

“Los contactos sobre la liberación de nuestros rehenes avanzan y continúan constantemente. El inicio de la liberación tendrá lugar según el acuerdo original entre las partes, y no antes del viernes”.

El acuerdo ha superado ya un primer escollo: el Tribunal Supremo de Israel ha rechazado este miércoles una petición por parte de Almagor, una asociación en defensa de las víctimas de terrorismo, que pedía bloquear el acuerdo porque viola el derecho a la igualdad de aquellos que no están incluidos en la lista de liberados, según ha informado el diario The Times of Israel.

Mientras tanto, el secretario general de la ONU, António Guterres, se felicitó por el acuerdo y anunció que Naciones Unidas movilizará todas sus capacidades para que la aplicación sea un éxito.

“Quiero empezar felicitándome por el acuerdo alcanzado por Israel y Hamás, con la mediación de Qatar y el apoyo de Egipto y Estados Unidos. Se trata de un paso importante en la dirección correcta, pero aún queda mucho por hacer para poner fin al sufrimiento”, dijo durante una reunión en Santiago de Chile.

“Las Naciones Unidas movilizarán todas sus capacidades para apoyar la aplicación del acuerdo y maximizar su impacto positivo en la dramática situación humanitaria de Gaza”, agregó.

Pero el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu dejó claro que esta tregua no significa el fin de la ofensiva contra Hamás.

“No detendremos la guerra después del alto el fuego (…) Es una tontería sugerir que detendremos la guerra después del alto el fuego para devolver a los rehenes. Me gustaría dejarlo claro: estamos en guerra y continuaremos la guerra hasta que logremos todos nuestros objetivos: eliminar a Hamás, devolver a todos los rehenes y desaparecidos y garantizar que no habrá ninguna amenaza para Israel en Gaza”, manifestó.

Hamás también se mostró desafiante en su comunicado: “Confirmamos que nuestros dedos seguirán en los gatillos y que nuestros batallones triunfantes permanecerán al acecho”.

Netanyahu afirmó que el acuerdo incluye visitas de la Cruz Roja a los rehenes que no serán liberados, así como medicamentos. Además, agregó que esta tregua no significa el fin de la ofensiva israelí en el enclave. Su gabinete se encontraba bajo presión de las familias de los alrededor de 240 personas secuestradas por el grupo islamista en su ataque del 7 de octubre, que también dejó 1,200 personas muertas, en su mayoría civiles, según las autoridades israelíes.

Desde entonces, Israel lanzó una ofensiva contra Gaza con el propósito de “aniquilar” a Hamás, que ha dejado más de 14.000 muertos en este territorio víctimas de los incesantes bombardeos y de las operaciones terrestres israelíes.
Hamás, cuyo líder Ismail Haniyeh había anunciado avances en las negociaciones mediadas por Catar, Egipto y Estados Unidos, celebró en un comunicado el acuerdo de “tregua humanitaria” y aseguró que sus disposiciones fueron “formuladas conformemente a la visión de la resistencia”.

Los términos
Dos fuentes conocedoras de las negociaciones explicaron a la AFP que el acuerdo tentativo se basa en la liberación de entre “50 y 100” rehenes, entre ellos niños y mujeres, a cambio de la excarcelación de 300 presos palestinos en Israel.
Un alto funcionario de la Casa Blanca declaró que entre los liberados habrá tres estadounidenses, entre ellos una niña de tres años. También señaló que Estados Unidos espera que Hamás libere “más de 50 rehenes” fruto del acuerdo.
El acuerdo de tregua no significará el fin de la guerra en la Franja de Gaza, había alertado el martes el ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, quien dijo desear una reanudación “a plena fuerza” de las operaciones para “derrotar” a Hamás.

“El gobierno israelí, el ejército israelí y las fuerzas de seguridad continuarán la guerra para devolver a todas las personas secuestradas, eliminar Hamás y garantizar que no hay ninguna amenaza para el Estado de Israel desde Gaza”, coincidió el gobierno en el comunicado sobre el acuerdo.

KEYWORDS

Guerra En Israel Internacional



Source link

Por ahed