[ad_1]

Asamblea aprobó 48 reformas a Ley del Presupuesto 2023 hasta inicio de septiembre, a petición del Gobierno. Recursos del ramo de Hacienda se reorientaron para gastos de entidades como Presidencia y otras, lo que denota “mala planificación”, según expertos.

La Ley de Presupuesto 2023 ha tenido 48 reformas aprobadas por la Asamblea Legislativa a petición del Ejecutivo hasta inicios de septiembre, que implicaron transferencia de recursos entre carteras de Estado, incorporación de préstamos, de excedentes tributarios, donaciones y fondos propios de autónomas.

Al menos 16 ajustes tuvieron que ver con transferencia de recursos entre instituciones, específicamente, de fondos que se tomaron del presupuesto del ramo de Hacienda para cubrir necesidades de otras entidades.

Y con el argumento de “asignaciones disponibles” en dicha cartera, se hicieron movimientos presupuestarios por $208,160,338.

Uno de esos movimientos se aprobó el 11 de mayo y consistió en la transferencia de recursos entre asignaciones disponibles de Hacienda hacia la Presidencia de la República, por un monto de $15.7 millones. Se argumentó que la Presidencia manifestó que las asignaciones presupuestarias votadas para 2023 “no son suficientes para financiar compromisos prioritarios y urgentes que son indispensables para el cumplimiento de las metas y objetivos institucionales”.

Lee también: Deuda política podría rondar los $34.7 millones, según Acción Ciudadana

“Eso revela que el presupuesto pierde su naturaleza de instrumento de planificación y de restricción del gasto, que las instituciones se ajusten a un nivel de gasto”,

Rafael Lemus, economista

En esa misma fecha se aprobó otra reforma para transferir al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) la cifra de $38.4 millones para la adquisición de semilla de maíz, fertilizante, abono foliar y tratante de semilla; tomados de las “asignaciones disponibles” del presupuesto de Hacienda.

A finales de marzo pasado también se aprobó transferir $12 millones del presupuesto de Hacienda al presupuesto de la Presidencia, para una contrapartida que requería el Instituto Nacional de los Deportes (INDES) por la ejecución de proyectos de inversión.

Otra reforma al presupuesto para reorientar recursos de disponibilidades del Ministerio de Hacienda fue por $37.5 millones, emitida el 27 de junio 2023, que se distribuyeron en: gastos de la Fiscalía General de la República (FGR), para cubrir compromisos del Ministerio de Obras Públicas y de Transporte (MOPT) por la construcción del Aeropuerto del Pacífico y para la adquisición de derechos de vía del proyecto de viaducto en carretera Los Chorros; para pago de prestación económica del Fondo para la Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito (FONAT).

También se asignó parte del monto al ramo de Turismo para gastos por la organización de torneos de surf, para infraestructura de centros recreativos y para promover la oferta turística nacional.

Y siempre de las disponibilidades de recursos de Hacienda se transfirieron $25.5 millones para el bono alimenticio de personal de la Policía Nacional Civil (PNC) y $25 millones de refuerzo para alimentación de privados de libertad.

Incorpora préstamos

Además, se realizaron 15 incorporaciones de fondos de préstamos externos, que suman $214,419,969, buena parte destinado a proyectos como la construcción del bypass de San Miguel, la ampliación y construcción del viaducto en la carretera Los Chorros, el programa de Caminos Rurales, ejecución de obras de protección y reparaciones en centros educativos, a cargo del MOPT.

El 29 de agosto se aprobó la reforma al Presupuesto por $83.6 millones, de los cuales más de $77.7 millones provienen de préstamos externos con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para completar anticipos y supervisión del proyecto del viaducto y para rehabilitación de centros educativos afectados por la Tormenta Tropical Julia.

La última incorporación realizada es de $4.4 millones a la Dirección Nacional de Obras Municipales (DOM) para ejecutar obras del programa CONVIVIR.

También: TSE debe descalificar al presidente, si busca inscribirse como candidato, según experto

Excedentes tributarios

Con las reformas al presupuesto también se incorporaron recursos provenientes de “excedentes” en la recaudación del Impuesto sobre la Renta y por el Impuesto a la Transferencia de Bienes Muebles y a la Prestación de Servicios (IVA), por más de $115.8 millones. De esa cantidad, $11.1 millones fueron para la Presidencia para completar el pago de remuneraciones del personal de agosto a diciembre de 2023.

La última reforma fue de $94.6 millones, que incluyen $1.8 millones para la Agencia Administradora de Fondos Bitcoin, un segundo refuerzo de $22.2 millones para la alimentación de los privados de libertad; $10.4 millones para el Ministerio de Cultura para el inicio de funcionamiento de la Biblioteca Nacional y $20 millones para la Defensa Nacional por actividades del Plan Control Territorial.

Reorientó gasto de pensiones

El economista Rafael Lemus indicó que una buena parte de las modificaciones al presupuesto serían por lo que se dejó de pagar al fondo de pensiones por el canje con los certificados previsionales, en los que se estableció que durante cuatro años no se pagaría capital ni intereses al fondo de ahorro de los trabajadores.

“El gobierno tenía unos gastos para el pago de pensiones que lo tenía programado, los tenía presupuestados y con esa reforma quedó liberado de esos fondos. Como no va a pagar el gobierno, le han quedado como $500 millones. Esa es la gran piñata que se han estado repartiendo”, dijo Lemus.

Esos recursos que se habrían tomado de las “disponibilidades” de Hacienda se reorientaron para gastos de instituciones como la Presidencia de la República y otras que debieron presupuestarse inicialmente.

“Esos son gastos ineludibles. Usted no puede decir que no le va a dar el bono a la Policía, tampoco puede decir que no le va a pagar a los empleados de la Presidencia. Eso en realidad es un presupuesto de gastos incompleto, que esa es una violación a la Constitución. No contemplar los gastos razonables y legales que se deben ejecutar en un ejercicio”, agregó Lemus.

“Es un reflejo de la mala administración, de la improvisación y la poca consideración del gobierno de ser transparente y diligente en el manejo de las cuentas y el dinero público”,

John Wright Sol, diputado de Nuestro Tiempo

Otras modificaciones que tienen que ver con incorporación de préstamos para proyectos, como el de la carretera Los Chorros, a criterio de Lemus se habría hecho “una mala planificación”, dado que tenían previsto iniciar las obras este año. “Pusieron una cantidad pírrica. Eso, digamos, ya es un problema de mala planificación”, expresó.

El economista recordó que en 2022 el presupuesto se modificó casi en $1,000 millones y que en la medida que se dan saltos grandes, no se utiliza como un instrumento de planificación de los gastos ni es una variable de restricción del mismo.

Cambios preocupantes

El diputado John Wright Sol, de Nuestro Tiempo, consideró que a estas reformas no se les da la atención que merecen, porque no son “cosas menores” las que se abordan.

“Reflejan un mal manejo de las finanzas públicas y no solo un mal manejo, sino poca consideración por el cuido de los fondos públicos”, expresó.

Mencionó que la reforma por más de $83 millones incluyó una donación de $3.9 millones para el Programa Crecer y Aprender Juntos, el cual tiene un préstamo aprobado desde hace dos años. “Pero si hay una línea de financiamiento sobre la cual probablemente se están pagando intereses y hay un costo financiero de tener esa deuda parqueada ahí, ¿por qué no se está ejecutando?, ¿por qué fondos que iban destinados para una cosa son utilizados para otra?”, cuestionó.

“Es claro que los presupuestos que ha presentado para aprobación este gobierno, son mentirosos”, sentenció, por su parte, la diputada Anabel Belloso, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Agregó que no tendría sustento la proyección de ingresos y gastos. “En muchas de las reformas se han incorporado recursos que por ley el Gobierno debía haberlos plasmado desde el inicio”, sostuvo. Y criticó que algunas reformas implicaron reorientar recursos para pago de salarios, que son gastos ordinarios.

Recursos para elecciones

El 15 de marzo de 2023 se aprobó la reforma al presupuesto por $92.8 millones para el Tribunal Supremo Electoral (TSE), de los cuales $39.5 millones son para el Presupuesto Especial Extraordinario para el Evento Electoral 2024 y $53.3 millones son para el Presupuesto Especial Extraordinario para el Sufragio en el Extranjero para el Evento Electoral 2024, que fueron “tomados temporalmente” de las asignaciones disponibles del Presupuesto vigente del Ramo de Hacienda.

[ad_2]

Source link

Por ahed