El Real Madrid recibe hoy a Valencia con un Vinícius encendido y la vuelta a la cancha de Bellingham

La invitación a sonreír, en un gesto natural y de amistad entre los dos grandes referentes actuales del Real Madrid, el inglés Jude Bellingham y el brasileño Vinícius Junior nada más acabar la última cita de Liga de Campeones, es la mejor recomendación a un jugador bajo el foco en su reencuentro con el Valencia tras el capítulo de los incidentes racistas de los que fue víctima.

El gesto de Bellingham, tras no jugar un solo minuto ante el Sporting de Braga por sus problemas de hombro, al saltar al césped a la conclusión de un partido en el que Vinícius marcó y asistió, mostró la sintonía entre dos jóvenes futbolistas que lideran al Real Madrid. Lejos de la lucha de egos, del sentimiento de poder verse destronado ‘Vini’ con la demoledora irrupción de Jude (trece goles en catorce partidos), su buena relación provocó un consejo que se extiende a gran parte del madridismo.

Con Carlo Ancelotti a la cabeza o el capitán Nacho Fernández, que reconocieron haber hablado con Vinícius, la consigna al brasileño es clara. Le piden que huya de todo lo que ocurra fuera del terreno de juego, que no entre a provocaciones ni desespere con decisiones arbitrales. Lo externo afecta a su juego y quieren el mismo Vinícius de ‘Champions’ en LaLiga.

El duelo ante el Valencia traen de vuelta situaciones extradeportivas que afectan a Vinícius, que hace semanas tuvo que declarar ante un juez sobre los insultos recibidos de algún aficionado en Mestalla en el último enfrentamiento. El brasileño, tras marcar al Sporting de Braga y reencontrar en la segunda mitad su fútbol más desequilibrante, llega con ganas a la cita.

Recupera Ancelotti a Bellingham, que será titular mejorado de la luxación de hombro sufrida ante el Rayo, pero vuelve a ver como el número de bajas se amplía. Han caído Kepa Arrizabalaga y, de nuevo Arda Güler, por problemas musculares. No recupera a Dani Ceballos. Y aún tienen tiempo por delante para volver Thibaut Courtois, Éder Militao y, algo menos, Aurelien Tchoauméni. Por si fuera poco, Antonio Rüdiger no podrá jugar por sanción.

Así las cosas, y tras rotar en la Liga de Campeones, Andriy Lunin será titular después de reivindicarse con el penalti detenido al Braga con empate en el marcador, en la defensa regresarán al once Dani Carvajal y David Alaba, con Nacho en su segunda titularidad consecutiva, y Bellingham devolverá al banquillo a Brahim Díaz tras el buen nivel que exhibió en la Liga de Campeones. El empate sin goles ante el Rayo, demanda una reacción ofensiva rápida en LaLiga.

El Valencia llega a esta cita sin urgencias tras no conocer la derrota en las últimas cuatro jornadas del campeonato y haber sumado ocho puntos con la ‘media inglesa’ de empatar fuera, en el campo del Mallorca y del Athletic, y ganar en Mestalla, al Cádiz y al Granada, al que doblegó sin brillo el pasado domingo.

Con ese balance, el equipo de Rubén Baraja ha elevado a once su colchón con el descenso; se ha consolidado en la zona media-alta de la tabla; pero, además, se ha quedado a un solo punto de la séptima plaza que marca la línea de las competiciones europeas por lo que en el caso de asaltar el Bernabéu podría entrar en esos lugares.

En el caso de ganar, el Valencia rompería además una larga racha de cinco derrotas seguidas ligueras en el Bernabéu, en el que no ha conseguido vencer en sus últimas quince visitas en Primera. En su última victoria, por 2-3 en la 2007-08, su actual técnico tuvo un papel relevante pero aún en el terreno de juego.

Eso sí, el equipo valencianista también llega con problemas de bajas en una plantilla muy corta en la que su técnico ha dado desde que llegó un enorme protagonismo a los canteranos para compensar.

No estarán por lesión Mouctar Diakhaby, central titular, ni André Almeida y Selim Amallah, también habituales en el once en el centro del campo. Tampoco estarán el delantero Alberto Marí, que ultima su puesta a punto tras lesionarse en la pretemporada. Por contra, vuelven a l convocatoria el central Cenk Özkacar y el lateral Jesús Vázquez, tras recuperarse de sus respectivas lesiones.

Para muchos de los jóvenes de los que echará mano Baraja será su primera vez en este histórico escenario, un factor que puede condicionar a alguno de ellos y en el que habrá que ver cómo influya la resaca del ‘caso Vinicius’.

MIRA TAMBIÉN: El uruguayo Fede Valverde renueva con el Real Madrid hasta 2029

VOLVER A PORTADA



Source link

Por ahed