La institución recibió las escrituras del terreno donde operan a inicio de 2023 luego de dos décadas de gestión. El terreno se encuentra en la Aldea San Antonio, en Santa Ana

Cruz Verde Salvadoreña (CVS), seccional Santa Ana, iniciará una campaña para solicitar la ayuda de personas o instituciones altruistas con la finalidad de construir su sede, en un terreno que le fue donado el año pasado a través de la Asamblea Legislativa.

Pero la medida será realizada de una forma peculiar, ya que la idea es hacer un convenio con algunas ferreterías, para que las personas lleguen y cancelen directamente lo que deseen donar, entre ladrillos, o bloques, cemento, piedras, hierro, grava y arena.

La intención es contar con una infraestructura adecuada ya que actualmente se han acomodado en el espacio que tenía el terreno y donde hace muchos años funcionó un plantel de maquinarias.

Lea además: Mujer se durmió a media calle y murió atropellada por carro en Santa Ana

El director de la institución de ayuda humanitaria en Santa Ana, Roberto Miguel, explicó que implementar dicha forma de ayuda se debe, principalmente, a la transparencia.

“Las instalaciones actuales no cumplen con el diseño que nosotros necesitamos para adecuar las áreas, por ejemplo administrativas, bodega, zonas de descanso para el personal y el estacionamiento de las ambulancias. Eso requiere que se construya prácticamente a medida de esas necesidades. Lo que queremos es empezar a recolectar materiales de construcción. Hemos planteado sacarle provecho al espacio, que no es muy amplio, pero va a requerir del ingenio para poderlo hacer. Sentimos que (el método planteado) es más efectivo y también por transparencia porque la gente está entregando ya en especie lo que se va a donar”, expresó Miguel.

Imagen de archivo de cuando la institución recibió las escrituras del lugar que ocupan desde hace más de dos décadas. Foto EDH/Archivo.

Un despacho de arquitectos está colaborando en la elaboración de los planos y la carpeta técnica.

Hasta que estos estén finalizados sabrán la inversión que deberán de realizar para la construcción de la infraestructura adecuada.

Sin embargo, preliminarmente la misma podría superar los $50,000.

Además de que los espacios no son los adecuados de las actuales instalaciones, el lugar suele anegarse debido al sistema de drenajes de la zona.

El muro perimetral también está a punto de colapsar debido a que es de adobe.

“Si hay una persona que desee hacer su contribución en efectivo, se va a habilitar una cuenta para que la gente pueda destinar fondos a la construcción. Pero la apuesta es poder llegar a la población con esa iniciativa, que si quiere hacer la donación, por ejemplo, de cinco ladrillos”, expresó Miguel.

Cruz Verde funciona en la Aldea San Antonio, en un predio que era propiedad del Ministerio de Educación.

Sin embargo, en abril de este año recibieron las escrituras del lugar luego que la Asamblea Legislativa aprobó la donación en febrero de 2022. 

Le puede interesar: Hombre es condenado por agresión sexual de prima mientras recibía clases virtuales en Chalchuapa

La institución realizó la gestión de donación durante veinte años. Ellos ocupan el lugar desde hace veintidós.

El terreno está en un punto estratégico ya que tiene acceso inmediato a varios municipios del departamento.

Cruz Verde fue fundada en 1970 y durante muchos años funcionó en varios lugares.

Actualmente cuenta con 35 voluntarios, quienes prestan atención en rescate vehicular, rescate vertical, y atención prehospitalaria.

Mensualmente son 130 asistencias las que brindan, aunque estas pueden aumentar dependiendo la temporada.

Funcionan principalmente con ayuda de personas altruistas, aunque la oficina central les brinda un presupuesto básico. El mismo es insuficiente dado a la cantidad de atenciones que brindan.

Por ejemplo, mensualmente gastan un promedio de $500 en combustible, de los cuales sólo $200 cubren con el presupuesto asignado.



Source link

Por ahed