Su deliciosa pulpa blanca o rosada es una buena fuente de vitamina C, hierro y calcio, la cual es de gran beneficio para el organismo y para combatir muchas enfermedades.

Los salvadoreños tienen la dicha de que en el país en casi todo el año hay abundancia de frutas. No obstante, es en la época del invierno cuando se dan las cosechas de los nances, los mamones, las sincuyas, las mandarinas, las naranjas, los limones y las anonas.

Estos tipos de manjares se pueden hallar en cualquier parte del país, incluso, hay muchas personas que tienen los árboles en sus casas, las cosechan y las venden en los mercados. Sus precios son accesibles y sus deliciosos sabores son incomparables.

Recientemente, comenzó la temporada de las anonas, unas frutas muy conocidas entre los salvadoreños debido a su cremosidad, textura, colores, aroma y sabores.

Su nombre científico es annona squamosa, llamada comúnmente en diferentes países de América como anón, ates, riñón, chirimoya, saramuyo y anona.

En El Salvador esta fruta es una de las preferidas para muchas personas, ya que con ella se pueden hacer diferentes tipos de postres, refrescos, atoles, salsas, quesadillas, pupusas, dulces y hasta tamales.

Por ejemplo, el fin de semana pasado se celebró el segundo Festival de la Anona en el cantón Los Troncones, en el municipio de Panchimalco, y ahí los visitantes disfrutaron de estos exquisitos manjares a base de anona.

.Foto EDH/ Menly Cortez

Sin embargo, la anona no solo es rica por sus sabores o texturas. Los beneficios van más allá de ello, pues ayudan a combatir diversas enfermedades del organismo, fortalecen las defensas y prevén enfermedades.

Por lo tanto, esta es una de las frutas que no deben faltar en tu dieta del día a día, ya que posee mucha fibra y aporta nutrientes a tu organismo.

Según el sitio web www.tuasaude.com, la anona es “una rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que ayudan a combatir la inflamación, aumentan las defensas del organismo y controlan los niveles de azúcar en la sangre”.

Además, esta fruta posee minerales, como el potasio y el magnesio, que son esenciales para controlar la presión arterial; asimismo, contiene fósforo y calcio, para fortalecer los huesos de los niños, jóvenes y adultos.

A pesar de los beneficios de la anona, es importante que tengás precaución con la concha y sus semillas, pues contienen compuestos tóxicos que pueden ocasionarte efectos secundarios si llegás a consumilar. Lo único que debés comer es la pulpa, más no las semillas ni la concha.

A continuación, te daremos a conocer cuáles son los beneficios de consumir esta deliciosa fruta y cómo ayuda al organismo.

1. Propiedades de la anona

“La anona se caracteriza por sus propiedades antihipertensivas, anticancerígenas, antioxidantes, antiinflamatorias, antiobesidad, antidiabéticas, estimulantes, digestivas e inmunomoduladoras. Esto se debe a que este fruto aporta polifenoles, compuestos alcaloides, vitamina A y C y fibras”, estableció el sitio www.tuasaude.com.

Alicia muestra la bolsa de anonas pequeñas que ofrece por el precio de un dólar. Foto EDH/ Francisco Campos

2. Ayuda a bajar de peso

Es una fruta que te aporta pocas calorías y es rica en fibras, por lo tanto, te ayuda a incrementar la sensación de saciedad y te disminuye el apetito. Por otra parte, es una muy buena fuente de vitaminas del complejo B, las cuales son esenciales para mantener un excelente funcionamiento del metabolismo.

2. Fortalece el sistema inmunológico

Tras poseer vitamina C y A, así como otros compuestos antioxidantes, el consumo regular de esta fruta te ayudará a fortalecer las defensas del organismo y mejorará tu sistema inmunológico. Con ello preverás enfermedades respiratorias como la gripe y resfriados.

3. Previene estreñimiento

Al ser una fruta rica en fibras y en otros nutrientes, el consumirla favorecerá el aumento del volumen de las heces y los movimientos intestinales. Así que, si sufres de estreñimiento, la anona es una buena opción para combatirla. “Además de esto, la anona posee propiedad antiinflamatoria y antimicrobiana, por lo que también podría ayudar a prevenir el surgimiento de úlceras estomacales”, indicó el portal www.lasprovincias.es.

Con la jalea las mujeres han realizado pastelitos y semitas con jalea de anona. Foto EDH/ Menly Cortez

4.  Huesos saludables

Es indiscutible que la anona es rica en calcio, fósforo y magnesio, que son minerales fundamentales para fortalecer y aumentar la densidad ósea, manteniendo la salud de los huesos, lo que puede prevenir enfermedades como la osteoporosis, osteopenia o raquitismo. Así que, consumir con regularidad la fruta ayudará a que los huesos de tus hijos se mantengan sanos y fortalecidos. Esto también beneficiará a su crecimiento.

6. Controlan envejecimiento

“Por ser rica en vitamina A y C, el consumo regular de anona ayuda a combatir el envejecimiento prematuro, pues además de actuar como potentes antioxidantes, la vitamina C promueve la formación de colágeno, una proteína responsable por darle firmeza y elasticidad a la piel, previniendo la formación de arrugas”, agregó la nutricionista Tatiana Zanin al portal Tua Saúde.

7. Combaten la anemia

Gracias a la unión de hierro y vitamina C se potencia la absorción del mineral en el organismo, que es fundamental para combatir la anemia. Cabe destacar que estos dos nutrientes son muy importantes para el bienestar del organismo.

8. Previene el cáncer

Numerosos estudios, entre ellos uno realizado por científicos de la Universidad de Purdue en Indiana, han demostrado que el extracto de las semillas de anona tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a impedir el crecimiento de las células de los tumores cancerígenos. Tanto las hojas como las semillas suelen ser utilizadas en la fabricación de insecticidas caseros.

9. Piel sana

Debido a la presencia de vitamina C, que tiene una acción antioxidante, la salud de la piel se ve favorecida, así como la calidad del cabello, ya que aporta hidratación, dejando las hebras más brillantes.



Source link

Por ahed