Médicos señalan además que se está cerrando el acceso al diálogo y los espacios para denunciar y buscar los cambios reales que la institución necesita.

El Sindicato de Trabajadores Instituto Salvadoreño del Seguro Social (STISSS) ha denunciado “falta de voluntad” de la Dirección General de la autónoma para revisar el Contrato Colectivo de Trabajadores, el cual se vence el próximo 6 de diciembre.

Tras haber realizado los oficios, dentro del plazo establecido, para solicitar su revisión, aseguran que la dirección ha señalado que no existe sindicato titular, requerido por el Código de Trabajo, para tal discusión por lo que “no se pudo llevar a cabo este 2023”. Así les fue informado a través de un documento que fue enviado directamente al STISSS.

“El Contrato Colectivo vigente para los años 2021-2023 prorrogará sus efectos automáticamente, conforme a lo establecido en la cláusula 82 del mismo y lo estipulado”, reza el documento que el STISSS publicó en su cuenta X.

Lee también: Ministro de Salud califica como «información equivocada» supuesta fusión del ISSS y Minsal

“Como STISSS hemos solicitado a la Directora General de Trabajo, cite al ISSS para establecer la calendarización en la etapa de trato directo, ya que el artículo 488 establece que la negativa a negociar un contrato colectivo de trabajo debe hacerse a través del Director General de Trabajo, situación que nunca se dio”, expone Edwin Ortez, secretario de Relaciones del STISS .

Por su parte el secretario general del SIMETRISSS, Rafael Aguirre, califica esta acción como “un retroceso” para todo el sector laboral y un atropello a la seguridad jurídica de los trabajadores. Lamenta que situaciones como estas se estén dando pese a que existen convenios internacionales como el 98 de la OIT que garantiza la seguridad social y el Convenio 154 que garantiza el dialogo tripartito.

“Esto es inédito, ninguna administración se había negado a negociar un contrato colectivo, es primera vez”, afirma.

“Una violación a derechos alcanzados”

La preocupación del sector se agrava más ante la aprobación de la Ley para la creación de la Superintendencia de Regulación Sanitaria, propuesta desde el Ejecutivo, la cual recibió luz verde el martes en la sesión plenaria de la Asamblea Legislativa.

La Superintendencia Reguladora Sanitaria viene a sustituir a la Dirección Nacional de Medicamentos y al Consejo Superior de la Salud Pública.

“Hay que señalar, las únicas dos instituciones que nacen de la Constitución de la República de El Salvador son el Consejo Superior de Salud Pública y las Juntas de Vigilancia, y hoy prácticamente las están deshaciendo, pasando sobre el mandato constitucional”, puntualiza una fuente interna del ISSS que habló bajo anonimato.

Los entrevistados coinciden que el actual gobierno está cerrando el acceso al dialogo y la negociación.

“Tenemos derecho no solo a opinar si no a realizar critica, exigir, presionar o demandar (…) ¿cuáles son las pretensiones de la administración del ISSS?”, cuestiona Ortez.

“De esta manera están cerrando esos lugares donde nosotros podemos poner las propuestas, hacer las denuncias respectivas para que ocurran los cambios reales que necesita la institución. De esa forma, amedrentan a los trabajadores y despidiendo a unos ‘para ejemplo a los otros’. Ese es el mensaje que están trasladando”, concluye Aguirre.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed