Catar, uno de los mediadores junto con Estados Unidos y Egipto, confirmó el acuerdo para una «pausa humanitaria», cuyo inicio «será anunciado en las próximas 24 horas y durará cuatro días, con la posibilidad de prolongarla»

Israel y Hamás anunciaron este miércoles un acuerdo para la liberación de al menos 50 rehenes en poder del movimiento islamista a cambio de 150 presos palestinos y una tregua de cuatro días en la Franja de Gaza, tras semanas de guerra y asedio. 

«El gobierno aprobó las grandes líneas de la primera etapa de un acuerdo según el que al menos 50 personas secuestradas (mujeres y niños) serán liberadas durante cuatro días a lo largo de los cuales habrá un respiro en los combates», informó Israel.

Podría interesarle: Biden ve muy cercano acuerdo para liberar a rehenes en Gaza

Catar, uno de los mediadores junto con Estados Unidos y Egipto, confirmó el acuerdo para una «pausa humanitaria», cuyo inicio «será anunciado en las próximas 24 horas y durará cuatro días, con la posibilidad de prolongarla».

Según medios de comunicación de la región, la tregua comenzará el jueves a las 08H00 GMT.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que aceptar el trato fue «una decisión complicada, pero es una decisión correcta».

Su gabinete se encontraba bajo presión de las familias de los cerca de 240 rehenes apresados por el grupo islamista Hamás durante el ataque del 7 de octubre en Israel, que dejó 1.200 muertos, en su mayoría civiles, según las autoridades israelíes.

«Estamos muy felices», dijo en un comunicado la principal asociación israelí de familias de secuestrados de Hamás, el Foro de Rehenes y de Familias Desaparecidas. «De momento no sabemos exactamente quién será liberado ni cuándo». 

«Esto me da esperanzas de que mis hijas vuelvan», declaró Maayan Zin, madre de dos niñas secuestradas en Gaza.

Desde el ataque del 7 de octubre, Israel lanzó una ofensiva contra Gaza que, según Hamás, ha dejado más de 14.000 muertos en este territorio palestino.

«Extraordinariamente satisfecho»

Dos fuentes de ambos bandos indicaron que el acuerdo contempla la liberación de 50 rehenes a manos de Hamás a cambio de 150 presos palestinos en Israel. 

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó estar «extraordinariamente satisfecho».

El acuerdo fue celebrado por grandes potencias como Alemania, China, Francia, Reino Unido, Turquía, Rusia.

La ONU también lo calificó de «paso importante», pero consideró que «queda mucho por hacer».

La Autoridad Palestina, que gobierna en Cisjordania, celebró la noticia pero reiteró su petición de «un cese total de la agresión de Israel», declaró en la red social X el alto funcionario palestino Husein al Sheij.

Un portavoz de la cancillería catarí detalló a la AFP las modalidades del pacto. «Cada día se liberará a un número de rehenes (…) hasta llegar a 50 en el cuarto día» de tregua, señaló Majed Al Ansari.

Un alto funcionario de Hamás dijo a la AFP que podría haber «un primer intercambio de 10 rehenes contra 30 prisioneros el jueves».

Israel publicó una lista con 300 presos palestinos que serán considerados, sin especificar quiénes serán liberados. 

«No sabemos quién será liberado primero, y eso es un problema para nosotros a la hora de informar a las familias», afirmó Amani Sarahneh, portavoz del Grupo de Defensa de los Presos Palestinos.

En la lista de presos palestinos está Shrouq Dwayat, condenada por intento de asesinato en un ataque con cuchillo en 2015. 

Su madre, Sameera Dwayat, no podía ocultar su emoción ante la posible liberación de la joven de 26 años. «Lloro, río, tiemblo», contó a la AFP.

Tras esta primera fase podrían darse otros intercambios durante una prolongación de la tregua, para la liberación de un total de 100 rehenes contra la de 300 presos palestinos, según Israel.

El papa Francisco recibió este miércoles por separado en el Vaticano a allegados de los rehenes israelíes y a palestinos con familiares en Gaza, e instó al diálogo para evitar una «montaña de muertos» por la guerra. 

Entrada de «convoyes humanitarios»

El acuerdo representa un respiro para la población de Gaza, sometida a un «asedio total» por parte de Israel, que bloquea los suministros de comida, agua, electricidad y medicinas.

Catar indicó que la pausa humanitaria permitirá una mayor entrada de «convoyes humanitarios y de ayuda, incluido combustible».

Entre 200 y 300 camiones entrarán en Gaza, ocho de ellos con combustible y gas, según Taher al Nunu, funcionario de Hamás.

La ONU estima que la guerra desplazó a casi 1,7 de los 2,4 millones de habitantes de la Franja.

El territorio palestino es actualmente el «lugar más peligroso del mundo para un niño», denunció este miércoles la directora de Unicef, Catherine Russell.

Varias oenegés internacionales afirmaron que la tregua no bastará para que llegue la ayuda necesaria, además de «no ser suficiente en términos de derechos humanos».

«¿Qué tregua?»

Pese al acuerdo, el gobierno israelí precisó que sus fuerzas armadas «continuarán la guerra para devolver a todas las personas secuestradas, eliminar Hamás y garantizar que no haya ninguna amenaza para el Estado de Israel desde Gaza».

«Confirmamos que nuestros dedos seguirán en los gatillos», advirtió por su parte el movimiento islamista.

Israel pareció continuar sus operaciones en el norte de Gaza este miércoles. 

Según la defensa civil, más de 30 personas murieron por bombardeos en una zona residencial del norte de Gaza.

«Hablan de tregua, pero ¿qué tregua? ¿Una tregua con heridos, muertos y casas destruidas? No queremos tregua si no podemos regresar a nuestras casas, no queremos tregua por un poco de comida», espetó Maysara al Sabbagh, refugiado en Jan Yunis, en el sur del territorio.

La guerra también hizo temer una conflagración regional, especialmente entre Israel y el Hezbolá libanés y los rebeldes hutíes de Yemen, en sus fronteras norte y sur respectivamente.

El ejército israelí afirmó haber interceptado el miércoles un misil de crucero lanzado hacia el sur del país, sin indicar su origen.



Source link

Por ahed