[ad_1]

El parque vehicular en El Salvador es de 1,690,745 vehículos, y tiene una variación anual del 5.49%. Expertos señalan que su crecimiento es uno de los factores de accidentabilidad en el país.

El 17 de septiembre los titulares del Ministerio de Obras Públicas, Romeo Barahona y el del Viceministerio de Transporte (VMT), Nelson Fuentes, anunciaron el lanzamiento de una campaña para intensificar los controles vehiculares como una medida para prevenir los accidentes de tránsito. Las cifras identifican un incremento del 5.5% en los accidentes en lo que va del año.

El ministro Herrera destacó que el número de muertos ha disminuido en un 6% en comparación al año pasado.

Este anuncio se da luego de que en las últimas semanas se reportara una racha de accidentes en diferentes puntos del país. Para la experta en seguridad vial y seguros, María Teresa de Bolaños, presidenta de la Asociación Salvadoreña de Empresas de Seguros (ASES), pese a los constantes esfuerzos que las autoridades realizan para mejorar la infraestructura y las acciones para lograr un reordenamiento vial, la cantidad de vehículos circulando sobrepasa lo que se logra con estas acciones.

A la fecha el parque vehicular en El Salvador es de 1,690,745, el cual presenta una variación anual del 5.49%.

Lee también: Alcaldía de San Salvador inaugura sistema de videovigilancia pero falta 50% del proyecto, según concejal

“Éste incremento en la accidentabilidad representa aún un reto para poder lograr el cumplimiento del principal objetivo del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030, que es la reducción al 50% de los accidentes viales”, señala la experta.

Al consultarle sobre ¿Cómo se aplica la seguridad vial y qué factores involucra? responde que ésta requiere del involucramiento de varios actores los cuales deben desarrollar en conjunto acciones sostenibles para fomentar la seguridad en las vías.

“El reto involucra al sector público, el sector privado, la sociedad civil, las entidades de financiación, a los organismos de cooperación multilateral, y por supuesto a todos los que usamos las vías públicas”, puntualiza.

Añade que la seguridad vial viene dada por factores como el desarrollo de una infraestructura vial segura; una adecuada señalización vial; el desarrollo de políticas para la utilización de vehículos seguros que permitan disminuir las consecuencias fatales ante un accidente; el fomento del transporte multimodal que ofrezca a la población diferentes formas de desplazamiento, lo que va de la mano con una planificación del uso de la tierra para estos propósitos.

“Sabemos que a pesar de los esfuerzos que se realicen, siempre existirán accidentes viales, y en ese sentido, también es relevante el trabajo que permita contar con mecanismos rápidos y eficientes para la atención de las víctimas de accidentes de tránsito”, explica.

Es responsabilidad del conductor, añade, el educarse y formarse adecuadamente para conocer, atender y respetar las normas de tránsito, así como prever situaciones que puedan representar riesgos en las calles y evitar exponerse y exponer a terceros.

También: Extienden horario de restricción de transporte de carga en carreteras

“Los accidentes en las vías han generado durante muchos años más víctimas que la misma pandemia que recientemente hemos vivido, no obstante, no visualizamos esta situación”, expone Bolaños.

Entre los principales desafíos para la prevención de accidentes, la experta destaca la concientización en relación a esta “pandemia” y no normalizar una situación que a su juicio requiere se corregirse con rapidez.

Asimismo expone que la seguridad vial es un tema que no puede ser ignorado, pues es fundamental para proteger vidas. “Solo a través de un compromiso colectivo podemos reducir los accidentes, preservar vidas y construir un entorno vial más seguro para todos”, concluye.

[ad_2]

Source link

Por ahed