Desde que Arévalo ganó el 25 de junio de forma sorpresiva las elecciones presidenciales guatemaltecas, el Ministerio Público, dirigido por la fiscal general Consuelo Porras, ha intentado en varias ocasiones revertir el veredicto de las urnas.

El Ministerio Público (Fiscalía) de Guatemala aseguró que las elecciones ganadas este año por el presidente electo, Bernardo Arévalo de León, no son válidas por supuestas irregularidades administrativas del Tribunal Supremo Electoral.

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) condenó lo que denunció como el intento de golpe de Estado por parte del Ministerio Público de Guatemala.

La Fiscalía, a quien Arévalo de León acusó en septiembre pasado de llevar a cabo un “golpe de Estado” en su contra, indicó que las actas electorales utilizadas en los comicios “son nulas de pleno derecho” ya que “no fueron autorizadas” inicialmente por el Tribunal Supremo Electoral.

La presunta invalidación de los resultados electorales presentada por la fiscal Leonor Morales, en rueda de prensa, quien dijo que deben quedar anuladas las elecciones de presidente, diputados, alcalde y diputados al Parlamento Centroamericano.

Como presunta razón para la anulación de las elecciones, Morales afirmó que existe una irregularidad administrativa ya que las actas electorales utilizadas no son las aprobadas originalmente por el Tribunal Supremo Electoral.

“Los formatos utilizados no fueron los aprobados por el pleno de magistrados”, aseveró Morales, quien añadió que las votaciones “son nulas de pleno derecho”.

La abogada y diputada electa del Movimiento Semilla, Andrea Zeceña, advirtió en sus redes sociales que el Ministerio Público “no tiene ninguna autoridad” para declarar como nulas las elecciones.

La Secretaría General de la OEA consideró que la»s acciones y dichos de los fiscales Rafael Curruchiche y Leonor Morales constituyen una alteración del orden constitucional del país, un quebrantamiento del Estado de Derecho y una violación de los Derechos Humanos de la población de su país.

«El intento de anular las elecciones generales del presente año constituye la peor forma de rompimiento democrático y la consolidación de un fraude político contra la voluntad del pueblo», dijo la organización en un comunicado.

«Hacemos un llamado al Presidente Alejandro Giammattei, a la Corte Constitucional, a la Corte Suprema de Justicia y al Congreso a defender las instituciones y el orden constitucional del país tomando acciones contra los perpetradores de este atentado en orden de preservar la Democracia en Guatemala», recalcó.

Tribunal electoral garantiza resultados de los comicios

El Tribunal Supremo Electoral de Guatemala garantizó la victoria como presidente de Bernardo Arévalo de León, pese a que el Ministerio Público (Fiscalía) declaró hoy “nulos” los comicios por supuestas irregularidades administrativas.

La presidenta del tribunal electoral, Blanca Alfaro, indicó en una conferencia de prensa que los resultados de los comicios están firmados y certificados, aunque también señaló que una sentencia distinta de la Corte de la Constitucionalidad, máximo tribunal del país, podría anular su decisión.

Nuevo caso contra Arévalo de León

En la misma conferencia de prensa, la Fiscalía también señaló a Arévalo de León de supuestas ilegalidades en la formación de su partido en 2018, además de un presunto caso de lavado de dinero.

Las acusaciones de este viernes son un nuevo intento del Ministerio Público, dirigido por la fiscal general, Consuelo Porras, por revertir los resultados electorales en favor de Arévalo de León, quien sorpresivamente ganó los comicios celebrados este año.

Arévalo de León advirtió el 1 de septiembre pasado que Porras lleva a cabo un “golpe de Estado” en su contra para evitar que tome posesión el próximo 14 de enero, en reemplazo del actual mandatario, Alejandro Giammattei.

Desde el 12 de julio, la cúpula del Ministerio Público guatemalteco, sancionada por Estados Unidos bajo acusaciones de corrupción, ha intentado revertir el triunfo electoral de Arévalo de León, pese a que la ley no le permite inmiscuirse en los resultados electorales.

Los señalamientos de este viernes en contra de los comicios, celebrados el 25 de junio en primera vuelta y 20 de agosto pasados en balotaje, se suman a otros planteados en el pasado en contra de Arévalo de León y también del Movimiento Semilla por parte de la Fiscalía.

Desde que ganó el 25 de junio de forma sorpresiva las elecciones presidenciales guatemaltecas, el Ministerio Público, dirigido por la fiscal general Consuelo Porras, ha intentado en varias ocasiones revertir el veredicto de las urnas.

Las acciones de la Fiscalía motivaron que el pasado 12 de julio Estados Unidos sancionara a la cúpula del Ministerio Público guatemalteco por corrupción. 

KEYWORDS

Crisis En Guatemala Internacional



Source link

Por ahed