Las acusaciones tomaron fuerza tras el análisis detallado de esas políticas publicado por un medio especializado y viralizado en Twitter y foros de internet

La plataforma de videoconferencias Zoom se ha visto envuelta en una polémica esta semana por la utilización de datos de sus clientes para entrenar sus herramientas de inteligencia artificial (IA), que se activa de modo voluntario al actualizar sus políticas de uso.

Un análisis detallado de esas políticas publicado por un medio especializado y viralizado en Twitter y foros de internet el pasado 7 de agosto ha obligado a la empresa a salir a defender su política, a modificar el documento de consentimiento expreso y a asegurar que el usuario puede decidir en todo momento si quiere compartir o no contenido con Zoom para mejorar su IA.

Te puede interesar: Inteligencia Artificial aplicada a la ciberseguridad

Según los términos de uso, el usuario acepta que Zoom puede recopilar datos para, entre otras cosas, el entrenamiento y ajuste de algoritmos y modelos de inteligencia artificial, como acepta que la empresa tiene licencia perpetua para usar en todo el mundo ese contenido con ese y otros fines.

«Bueno, hora de jubilar @Zoom, que básicamente quiere usarte/abusar de ti para entrenar su IA», tuiteó Gabriella Coleman, una profesora de la Universidad de Harvard especializada en cuestiones relacionadas con internet.

Teleconferencia vía Zoom
La plataforma se popularizó durante el confinamiento por la pandemia de covid-19. Foto Referencia AFP

Su mensaje, que ya había sido compartido hoy más de 2.000 veces, alimentó el debate en la red y llevó a Zoom a publicar una actualización de sus políticas de uso.

«Zoom no usará contenido de clientes de audio, vídeo o chats para entrenar nuestros modelos de inteligencia artificial sin su consentimiento», señala un párrafo añadido hoy por la empresa.

Lee también: Google lanza su herramienta de inteligencia artificial en español

En un comunicado en su web corporativa, Zoom trató además de explicar los cambios introducidos recientemente a los términos de uso de sus servicios y, en especial, todo lo relativo a las nuevas herramientas de IA.

Zoom ofrece actualmente dos servicios basados en esta tecnología, uno que resume el contenido de reuniones y otro que ayuda a escribir mensajes; según insiste la compañía, son los dueños y administradores de cuentas los que controlan si activarlas o no.

Además, señala, cuando se usan el usuario recibe un «proceso de consentimiento transparente» para autorizar el uso de datos con el fin de entrenar los modelos de IA.

«Tu contenido se usa solamente para mejorar el rendimiento y la precisión de estos servicios de IA. E incluso si eliges compartir tus datos, no se utilizarán para el entrenamiento de ningún modelo de terceros», añade el texto.

Mira además: Inteligencia Artificial ¿Los robots podrían “revelarse” contra los humanos? Expertos opinan

La reciente proliferación de nuevos modelos de inteligencia artificial ha generado en todo el mundo un importante debate sobre las consecuencias que ello puede tener en muchos ámbitos, incluido el de la privacidad y el de los derechos de propiedad intelectual.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *