En el último año varios militares han participado en el cometimiento de diversos delitos en el marco del régimen de excepción. Organizaciones sociales han documentado diferentes violaciones a los derechos humanos, pero aseguran que en la mayoría de los casos, las víctimas temen realizar las denuncias formales por temor a represalias. Por su parte, las autoridades de defensa alegan que se tratan de casos aislados.

Seis militares procesados por violación de una niña de 13 años

Un sargento y cinco soldados de la Marina Nacional son procesados por violar a una niña de 13 años en el cantón El Ángel, municipio de Teotepeque. El caso fue denunciado por el Movimiento de los Trabajadores de la Policía (MTP) ante el silencio de las autoridades de Seguridad y Defensa.

La menor junto a otros jóvenes regresaba de la playa del cantón Mizata cuando fueron interceptados por un grupo de militares.

Los afectados relataron que el sargento Héctor Ovidio Alvarado Rivera llevó a la niña a un lugar desolado para abusar sexualmente de ella, mientras los otros soldados mantenían sometidos a los otros jóvenes.

Unos 20 minutos después, el sargento regresó solo, sin la menor. Luego un camión llegó a recoger a los militares, que se retiraron.

Cuando los militares se fueron, los tres jóvenes comenzaron a buscar a la menor. Luego de unos minutos, la encontraron llorando y les contó lo que había sufrido. Lo poco que la menor le dijo a sus amigos es que el sargento la había amenazado con capturarlos a todos bajo el régimen de excepción, si no tenía relaciones sexuales con él.

Militares violar a menor de edad
Todos ellos, en calidad de cómplices necesarios. A estos 5 sujetos, se le sumarán los delitos de Lesiones y Amenazas con Agravación Especial.
Foto EDH/ Cortesía FGR

Soldados acusados en un robo de más de 1,000 dólares

Seis militares fueron acusados a inicios de octubre de robar 1,000 dólares en efectivo, joyas y herramientas en una vivienda en el cantón Las Marías, Chinameca, departamento de San Miguel.

La Policía Nacional Civil (PNC) reportó la captura de un sargento y cinco soldados, pero no brindó la identidades de los detenidos, como usualmente lo hace con los civiles detenidos.

La víctima relató a El Diario de Hoy que él había sido uno de los vecinos que había gestionado para que se instalará una patrulla de militares en la comunidad, con el fin de tener más seguridad, sin pensar que le robarían.

El campesino narró que él andaba trabajando cuando fue alertado por otros vecinos de que los soldados habían forzado la puerta de su modesta vivienda y habían ingresado.

Cuando regresó a su casa, la encontró con las puertas forzadas y con las cosas revueltas, en desorden. Al buscar el dinero que tenía guardado, este ya no estaba. Tampoco estaban varias cosas como herramientas y joyas.

Ante la llamada de los residentes llegaron los policías y otros militares, quienes al registrar  a los soldados, en la mochila de uno hallaron los mil dólares que habían robado y otros objetos de valor.

Imagen de los seis militares capturados el domingo, después de ser señalados de robar mil dólares en efectivo y mil más en joyas y herramientas. La foto fue publicada por la Policía sin precisar las identidades de cada uno de los sospechosos. Foto/ Cortesía PNC

Militar procesado por delitos sexuales

Decenas de mujeres relataron haber sido víctimas del acoso y sexual por parte de un capitán de la Marina Nacional, en cuatro comunidades del municipio de Puerto El Triunfo.

El militar señalado es José Edid Cortez Henríquez, capitán de corbeta, quien fue capturado a principios de abril de este año por delitos sexuales, según informó la Fiscalía General de la República.

A pesar que el militar está siendo procesado por un caso de delito sexual, las mujeres de las comunidades La Bolsa, Las Palmeras, la Ivu y la Militar temen por su integridad porque aseguran que el militar está “arrestado” en una instalación militar de la cual suele salir cuando quiere.

De acuerdo a vecinos, algunas cedieron a los caprichos sexuales del militar, otras que se resistieron fueron capturadas bajo cargos de colaborar con pandilleros, y la osadía de otras la pagaron sus maridos, al parecer, apresados por el capitán.

Una de las víctimas relató que su compañero de vida está detenido desde principios de junio de 2022, debido a que ella se negó a tener relaciones con Cortez Henríquez.

“Si hubieras cedido esto no hubiera pasado”, afirma la mujer que le manifestó el capitán el día que llegó a arrestar a su compañero de vida.

José Edid Cortez Henríquez, capitán de corbeta de la Marina Nacional. / Foto Cortesía

Sargento señalado por falso testimonio

El Socorro Jurídico Humanitario informó recientemente que presentaron una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra un integrante de la Fuerza Naval, identificado como sargento César Montesinos, por falso testimonio.

Según los denunciantes el militar habría mentido en la captura de más de 25  personas detenidas en la Isla El Espíritu Santo, durante el régimen de excepción.

El caso por el que ha sido denunciado es por la captura del joven Edwin Samuel H. C. quien fue condenado a 10 años de prisión por el testimonio del militar.

Tanto la madre como vecinos y amigos de Samuel aseguran que en el proceso judicial tras el cual fue condenado, hay una serie de mentiras, entre esas que el sargento Montesinos aseguró bajo juramento, que vio al grupo de hombres a una distancia de 100 metros en la cancha de fútbol y cuando notaron la presencia militar, se corrieron, es decir, huyeron.

Los familiares de los capturados relataron que cada una de las personas fue capturada de manera individual y en diferentes circunstancias.

El sargento aseguró ante el juez que días antes, en un operativo en unos manglares, vio a esos seis hombres entregando comida a miembros de la pandilla 18 Sureños.

En su declaración, el sargento de la Marina afirmó que fue él quien le decomisó el teléfono celular a Samuel. Sin embargo, el agente policial que firmó el acta de captura afirmó que fue él mismo quien extrajo el teléfono de la bolsa del pantalón de Samuel.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed