[ad_1]

Al igual que en la pandemia, sigue siendo el periodismo profesional, el periodismo responsable, el que a pesar de los riesgos brinda información verificada para contrarrestar la desinformación que se expande a través de las redes sociales.

En la 79ª Asamblea General de la SIP en México se dio a conocer el discurso de apertura de la sesión de la Comisión de Libertad de Prensa e Información. A continuación, el discurso de Carlos Jornet, presidente de la comisión:

En un mundo convulsionado, gobernantes de nuestro continente siguen librando sus propias guerras. Hace un año y medio, cuando comenzábamos a dejar atrás las trágicas consecuencias de la pandemia, Rusia invadía Ucrania. Ahora, desde hace un largo mes, nos consternamos por el grave conflicto en Oriente Medio. Ambas guerras costaron ya la vida de más de 40 reporteros.

Podría interesarle: La SIP advierte que gobierno salvadoreño socava «sistemáticamente» la libertad de prensa

Pero una vez más, al igual que en la pandemia, sigue siendo el periodismo profesional, el periodismo responsable, el que a pesar de los riesgos brinda información verificada para contrarrestar la desinformación que se expande a través de las redes sociales.

Como dijimos en abril de 2022, debemos agradecer que desde hace un largo tiempo América no es escenario de conflictos bélicos. Pero sí padece otras «guerras» que sacuden al continente y que, lejos de ir aplacándose, crecen en intensidad y se multiplican en más y más países.

Gobiernos autoritarios de izquierda o derecha, que llegaron al poder por las urnas y luego asfixian y persiguen al mismo pueblo que los votó; violencia narco; otras formas del crimen organizado; políticos, empresarios, sindicalistas y fuerzas de seguridad estragados por la corrupción; mercaderes que lucran con la necesidad de migrantes y exiliados políticos; grupos al margen de la ley que depredan recursos naturales, y un largo etcétera. La prensa es, para todos ellos, una de sus primeras víctimas.

Medios que no aceptan ser cómplices del atropello a la institucionalidad y a los derechos humanos, son asfixiados económicamente, allanados, clausurados, confiscados. Periodistas que se niegan al silencio, que investigan y denuncian, padecen persecución, cárcel, destierro, acosos y ataques cibernéticos, violencia física y, en no pocos casos, la muerte.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Libertad De Prensa Política SIP

[ad_2]

Source link

Por ahed