Recientemente se informó sobre el despido injustificado de un miembro de la junta directiva del sindicato y las múltiples advertencias que el resto de los trabajadores han recibido.

En las últimas semanas diferentes sectores de trabajo han sido testigos de una fuerte represión sindical. Esta semana un empleado de la oficina central del Instituto Salvadoreño del Turismo (ISTU) fue separado de sus funciones sin respetar el debido proceso.

A través de una denuncia realizada por el Sindicato de Trabajadores de la Industria Turismo Hostelería y Similares (STITHS) a este medio se expuso que el secretario de finanzas de la junta directiva había sido despedido el día 6 de septiembre.

Personal de recursos humanos informó a Samuel Rosa Jaco, motorista de la oficina central que debía ser suspendido por “una falta”, aunque no se presentó más información que respaldaran la situación.

Sindicatos piden diálogo y respeto a derechos ante disolución de INJUVE

“Nosotros nos sentimos indignados ante eso, no hemos encontrado donde hacer publica esta denuncia”, señalaron miembros del sindicato.

Dicha situación habría desencadenado una especie de advertencia para el resto del personal según expone el sindica “el despido fue el miércoles como a las 2:00 pm., el jueves los titulares junto con su equipo salieron a todos los parques de la institución a notificar y dar por enterada a toda la gente, que habían despedido a un miembro de la junta directiva del sindicato, que esta era la suerte que todos podían seguir”, detalló la fuente.

Según la información la jefatura de recursos humanos le habría dicho al afectado que no intentara marcar su hora de salida al retirarse de la institución “porque el ya había sido dado de baja”.

Denuncian despido «arbitrario» de 22 sindicalistas del Ministerio de Cultura

El sindicato ha expuesto el caso en diferentes instituciones gubernamentales siguiendo el debido proceso; sin embargo, se han encontrado de cara con la negativa a recibir este tipo de denuncias. Ante esta situación el sindicato ha recalcado su llamado a las autoridades para realizar una inspección del caso y el reinstalo del trabajador.

Como sindicato “nosotros lo que hemos tratado de hacer es emprender la lucha jurídica porque de hecho tomar acciones a estas alturas con la situación del régimen está bien complicado, ya lo hemos analizado”.

Rosa Jaco detalló que días antes de su despido había vivido hostigamiento por parte de las autoridades. «Yo note que me andaban marcado en todo, mi hora de salida es a las 3:30 pm., y me asignaban misiones dos minutos antes de salir, cuando todos los compañeros ya estaban listos para retirarse», señaló Rosa Jaco quién es residente del Congo en Santa Ana, señala que esta era una forma de «desesperarme». En una ocasión inclusive se le dio instrucción de realizar un viaje para compras inter de la institución en su hora de salida, a pesar que la salida había sido aprobada desde las primeras horas de la mañana.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed