Médicos y trabajadores opinan que acciones como la creación de una superintendencia sanitaria y el desinterés de estudiar el contrato colectivo estarían encaminados a una fusión de los sistemas.

La creación de una Superintendencia de Vigilancia Sanitaria la cual busca unificar la Dirección Nacional de Medicamentos y el Consejo Superior de la Salud Pública, y la negativa de la Dirección del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) para revisar el Contrato Colectivo de Trabajadores, representa dos iniciativas del gobierno que médicos y sindicalistas del sector ven con preocupación.

Tanto el STISSS como el SIMETRISSS, los dos sindicatos mayoritarios del ISSS, han señalado que acciones como estas le dan mayor fuerza a los constantes rumores que circulan sobre una posible fusión de la autónoma con el Ministerio de Salud.

En declaraciones recientes, el secretario general del STISSS, Ricardo Monge, dijo a YSUCA que se ha informado a algunos trabajadores que a inicios del próximo año (febrero) habrá cambios, y que se hará una fusión de ambos sistemas.

Monge agregó que una medida como esta conlleva afectaciones para los trabajadores del ISSS y para los usurarios. En el primer caso, señala la posible pérdida del Contrato Colectivo, el cual debió revisarse este año, y la posible pérdida del Fondo Colectivo de los Trabajadores.

Lee también: Ministro de Salud califica como «información equivocada» supuesta fusión del ISSS y Minsal

El sindicalista señala a la actual gestión de tener intensiones de “reformar, fusionar o privatizar” el sistema, tres situaciones que a su juico “son lo mismo”.

“Estamos ante una situación muy difícil de abordar porque no tenemos un documento fehaciente, tenemos un rumor que se empezó a crear porque hemos tenido conocimiento de que, en varios lugares, ya sea en el Ministerio o en el Seguro Social, empezaron a llamar a jefaturas para entregar cierta documentación de pacientes atendidos, entre otros, para poder llevarlo a las reuniones que se han estado dando”, explica por su parte el doctor Rafael Aguirre, secretario general del SIMETRISSS.

“Graves implicaciones para el sistema”

Al igual que Monge, Aguirre considera que este escenario traería “más efecto contrario negativo” a un sistema de salud que no está robusto y no es autosustentable.

Resalta que, para 2023, el ISSS tiene 25,000 empleados y 2.1 millones de usuarios.

Sobre los activos de la autónoma señala que se ubican en 800 millones de dólares, los cuales estarían en riesgo ante la posibilidad de que esta medida se aplique. Asimismo señalan que se estaría buscando echar mano de los fondos del Fondo de los Trabajadores, que se estima es de $137 millones.

“No se necesita un documento oficial, es lo que vemos venir. Ya se gastaron cuántos millones de dólares para oxigenar los gastos públicos con fondos de pensiones creando la Superintendencia regulatoria de pensiones, igual están creando esta Superintendencia Regulatoria Sanitaria, y lo que está detrás realmente es el dinero del Seguro Social, sin duda alguna”, expone una fuente interna que pidió el anonimato.

“Una fusión traería más efecto contrario negativo a un sistema de salud que no está robusto y no es autosustentable. Se ve más la intensión (de las autoridades) de querer usar las reservas técnicas del ISSS, que son más de 800 millones de dólares”.

Dr. Rafael Aguirre. Secretario general SIMETRISSS

Aguirre confirma que aunque todavía no hay un documento oficial que explique cómo se estarían unificando los sistemas, hay pláticas, y hay personas (de la institución) que han estado en reuniones donde se ha hablado de esto.

“No hay un documento, pero si hay pláticas de que se quieren fusionar los sistemas tanto del Seguro Social como el del MINSAL, ya todo esto va tomando forma de que realmente algo va a suceder, algo ya está sucediendo y va a terminar con la fusión de los dos sistemas”, puntualiza.

La fuente en anonimato resaltó que existen comentarios entre el gremio de que con la unificación de ambos sistemas se estaría buscando además “estratificar” a los pacientes no solo por zona sino también por el valor de sus aportaciones.

Esto significaría que no tendrá las mismas prestaciones aquella persona cuyo aporte es de $9 a quien está cotizando $30. En el caso de las personas con enfermedades crónicas, continúa, se les estaría dando una categoría con beneficios mínimos. Agrega que esta medida podría suponer además cambios para quienes tiene beneficiarios inscritos. “Esto ya es una privatización del sistema”, razona.

Por su parte el doctor Iván Solano Leiva, especialista infectólogo, quien se ha mostrado crítico a varias medidas adoptadas por el gobierno en turno, expresó que si bien es prematuro hablar sobre una fusión del ISSS con el MINSAL, dado que no existe información oficial, resulta preocupante que la medida se adopte sin tomar en cuenta la opinión de todos los actores.

Para el profesional, esto representaría “un caos” tanto para el sector de los trabajadores como para los derechohabientes.

También: Asamblea Legislativa aprueba disolver el INSAFORP y trasladar $74.7 millones a nuevo instituto

“Recordemos que hay una deuda con los pacientes, no se han logrado arreglar los problemas que hay en el sistema como las consultas y tratamientos alargados y la falta de medicamentos. Una fusión significaría alargar más los problemas que ya se tienen”, acotó.

En la misma línea opinan los representantes del STISSS y SIMETRISS.

En el caso de los trabajadores, agrega, ¿qué pasará con el contrato colectivo “en los que hay derechos alcanzados” o con el Fondo de Protección?, cuestionó.

Un trabajador del área de transporte, que pidió no revelar su nombre, mencionó que hay mucha confusión al interior de la institución, pues se habla mucho sobre este tema y sobre las “intenciones de privatizar algunas áreas como dieta y alimentos, y lavandería”.

“Una medida como esta debe tomar en cuenta la opinión de todos los actores. Recordemos que no se ha logrado arreglar los problemas que tiene el sistema, como los tiempos de espera para consultas y procedimientos. Todo esto generarían un caos ”

Dr. Iván Solano Leiva.

Para Leiva, es difícil hacer una valoración sobre el tema, pues no hay detalles de cómo se va a implementar. Por su parte el Colegio Médico dijo a El Diario de Hoy que al no haber un documento oficial, se “reserva el derecho de opinión”.

Pese a los fuertes rumores sobre una posible fusión, y las declaraciones en medios de comunicación, la dirección del ISSS ha guardado silencio. No obstante, el Ministro de Salud, Francisco Alabí dijo el 13 de noviembre que se trata de “información equivocada”.

“Ante estas situaciones de información equivocada no se debe prestar atención. No se ha dado ninguna información acerca de esto que se está especulando a través de múltiples sectores y eso es bien importante”, puntualizó al ser consultado.

Se buscó la postura de ISSS sobre este tema a través de la dirección de Comunicaciones. Se envió correo eléctrico

a la jefe de prensa María Meléndez, y se llamó vía teléfono, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed