La CIDH condenó que el poder judicial cambiara arbitrariamente las juntas directivas de la Cruz Roja Venezolana y de un partido opositor al chavismo

Venezuela acusó hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de actuar como «mercenaria» de Estados Unidos, un día después de cuestionamientos de este organismo a la intervención de la Cruz Roja y del opositor Partido Comunista.

«Venezuela denuncia, una vez más, el accionar obediente y mercenario de la CIDH en nuestra región, comportándose como vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos», indica un comunicado divulgado por el canciller venezolano, Yván Gil, en la red social X, antes Twitter.

La administración del presidente Nicolás Maduro «rechaza de manera contundente el desventurado comunicado» de la CIDH, «donde se pretende cuestionar el limpio accionar de los Poderes Públicos venezolanos, en un nuevo ataque a nuestro país», señala el documento.

Hace unos días el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano cambió a la directiva de la Cruz Roja local y la del Partido Comunista, férreo opositor a Maduro, tal como hizo en el pasado con otras formaciones políticas opositoras.

«Resulta especialmente preocupante que el TSJ haya proferido decisiones incidiendo en un partido político disidente de la coalición de gobierno y de una organización de la sociedad civil cuya misión es fortalecer la ayuda humanitaria», manifestaron en un comunicado, el lunes, la CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

«Es vital que los procesos internos» para designar directivas «sean autónomos e independientes», añaden.

Según la CIDH, estas decisiones judiciales «de carácter arbitrario» afectan «la libertad de asociación y la participación política libre de discriminación» y «crean nuevos obstáculos para superar la crisis institucional en un país caracterizado por la ausencia del estado de Derecho».

La CIDH es un órgano de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Maduro, reelegido en 2018 en elecciones denunciadas como fraudulentas por Estados Unidos y otros países, ordenó la salida de la OEA en 2019, después de que el secretario general de esa institución, Luis Almagro, desconociera al mandatario.

La OEA aceptó como representante del país a un opositor venezolano, Juan Guaidó, hasta que la propia oposición puso fin en enero de 2023 a su simbólico «gobierno provisional».

«Esta postura no hace sino ratificar la acertada decisión del Gobierno Bolivariano de desprenderse del chantaje continuado de esta organización», respondió el comunicado publicado por el canciller venezolano.

IR A LA PORTADA



Source link

Por ahed