En la madrugada de este miércoles, una de estas dos naciones se convertirá en finalista del Mundial

Australia e Inglaterra se enfrentarán esta madrugada de miércoles (4:00 a.m. en El Salvador) en la semifinal del Mundial femenino, en un nuevo capítulo de una antigua y dura rivalidad entre los dos países.

Las coanfitrionas de Australia tendrán el respaldo de su afición en la primera semifinal mundialista de su historia, en la que se esperan unas 80.000 personas en el Stadium Australia, de Sídney.

Su electrizante victoria sobre Francia en tanda de penales el sábado les dio el boleto al duelo contra Inglaterra, actuales campeonas europeas y señaladas como favoritas para alcanzar la final.

En la otra serie semifinal, España dejó en el camino hoy a Suecia, al vencerla por 2-1.

Consultada la entrenadora de Inglaterra, la neerlandesa Sarina Wiegman, sobre la magnitud del enfrentamiento contra Australia respondió «va a ser realmente grande».

«Pero ya me han preguntado un par de veces sobre eso, así que probablemente sea más grande de lo que imaginé», agregó. «Hablaré con mis jugadoras y asistentes para ver de qué se trata esa rivalidad».

Pero la capitana inglesa, Millie Bright, tiene claro lo que este duelo significa para los aficionados de ambos países.

«Este es el mayor torneo en el fútbol femenino hasta la fecha, así que qué grande ser parte de este partido», declaró Bright tras vencer el sábado a Colombia en cuartos de final.

«No solo venimos a competir, venimos a terminar el trabajo y hemos mostrado nuestra mentalidad y carácter en cada partido», sostuvo.

«Que se venga Australia», expresó por su parte su compañera Lauren Hemp. «Habrá un estadio lleno con muchos aficionados australianos, pero sabemos que si hacemos nuestro mejor juego somos imparables».

Inglaterra de nuevo no contará con la sancionada Lauren James, quien tampoco estuvo contra Colombia, con el estadio lleno de aficionados del combinado sudamericano.

– Bien preparadas –

Inglaterra es cuarta en el ranking FIFA y las «Matildas» australianas son décimas, pero las locales tienen a su favor la emoción y el entusiasmo de su afición.

Ese apasionado respaldo suele levantarlas en momentos difíciles y esperan que así suceda en el imponente Stadium Australia.

Australia venció a Inglaterra 2-0 de visita en un amistoso en abril que puso fin a una racha de 30 partidos invictos para las «Lionesses».

Australia también cuenta con la recuperación de su capitana y atacante Sam Kerr tras una lesión de pantorrilla.

El entrenador Tony Gustavsson deberá decidir si utiliza desde el arranque a la goleadora del Chelsea inglés.

Kerr actuó 65 minutos contra Francia, incluyendo los 30 minutos de tiempo adicional, y todo indica que será titular contra Inglaterra.

«Lo bueno es que hemos tenido continuidad en lo que hacemos», comentó Gustavsson.

«Tenemos un estilo claro de juego así que no necesitamos entrenar para estar tácticamente preparadas», señaló. «Se trata más de asegurar que estamos preparadas mental y físicamente para la semifinal».

La vicecapitana de las Matildas, Steph Catley, aseguro que están «preparadas para este momento».

«Tenemos un balance perfecto entre un grupo base que entiende la importancia de las situaciones y un pequeño grupo de jugadoras más jóvenes que quizás no entiendan el peso, lo cual es una cierta felicidad», comentó Catley a periodistas.

MIRA TAMBIÉN: España jugará su primera final de un Mundial femenino

VOLVER A PORTADA



Source link

Por ahed