La DOM iniciará la construcción de vías cerca de la municipalidad y las ventas fueron asignadas a otra zona de Lislique

Las personas a cargo de ventas informales que se colocan cada viernes en la cuadra de la calle a la Alcaldía de Lislique, en el departamento de La Unión, fueron notificadas por la municipalidad de que deben reubicarse en la zona que ya les asignaron, debido a que la Dirección Nacional de Obras Municipales (DOM) estará ejecutando la construcción de las calles de la ciudad.

Son un aproximado de 25 los comerciantes que llegan cada viernes desde otros departamentos a ofrecer sus productos, quienes lamentaron que la municipalidad no les reunió previó a la decisión. Aseguran que lo único que están pidiendo es que les permitan continuar vendiendo en el lugar todo el mes, de diciembre porque es la temporada fuerte para ellos.

Cada uno de los vendedores recibió la notificación el pasado 17 de noviembre, ya que por motivos de trabajos que estará ejecutando la DOM en las calles del centro, serán reubicados en otros puntos de la zona urbana. A partir del viernes 24, han quedado prohibidas las ventas en la calles desde la alcaldía hasta la salida a la ciudad.

Puedes leer | «El Gobierno se ha preocupado por hacer penales, ¿por qué no la escuela?»

Según los afectados, el sitio que les asignaron, aunque está cercano al parque, es un sector que no es muy transitado por las personas que llegan desde las comunidades rurales para abastecerse de provisiones; por esa razón, piden que les den la oportunidad hasta el 31 de diciembre.

“Al alcalde lo único que le pedimos es que nos deje aprovechar diciembre, porque es un mes donde se incrementan las ventas, todos los vendedores hemos adquirido bastante mercadería a través de créditos y tenemos que rebuscarnos para venderlas, nosotros venimos solo los viernes que es el día de comercio en el pueblo”, manifestó Marielos Argueta, vendedora.

Muchas personas dueñas de estas ventas han adquirido créditos para comprar la mercancía a comerciar, por lo que necesitan una buena locación para obtener clientes. / Foto EDH Insy Mendoza

Argueta, al igual que el resto de comerciantes, viajan desde San Miguel. Algunos pagan entre los $6 a $8 para trasladarse con la mercadería.

“Nos están desalojando porque supuestamente arreglarán la calle, nosotros estamos de acuerdo a hacerlo después del 31 de diciembre, queremos aprovechar la temporada donde la gente anda buscando comprar el estreno”, explicó Argueta.

Evelia Fuentes, quien se dedica a la venta de ropa y especias, dijo que “solo nos dieron la orden de que teníamos que reubicarnos en otro lugar, le pedimos al alcalde que nos deje terminar la temporada porque ya agarramos deudas con la mercadería y necesitamos venderla, es injusto lo que están haciendo”.

“En ningún momento hubo un acercamiento o reunión con el alcalde, donde nosotros hubiéramos aprovechado para explicarle nuestra necesidad de que nos dejen trabajar en el lugar donde estamos hasta el 31 de diciembre”, agregó Fuentes.

Se buscó la versión oficial del alcalde Jaime Rivera, por el partido de Nuevas Ideas (NI), pero en la alcaldía manifestaron que no se encontraba.

Fuentes extraoficiales de la alcaldía detallaron que la municipalidad solo cumple con las órdenes que recibió desde San Salvador, pues le pidieron que desde el sábado 25 las calles tienen que estar despejadas de ventas, para que opere la DOM.

VOLVER A LA PORTADA



Source link

Por ahed