[ad_1]

Para las elecciones de febrero de 2024 se aplicarán los cambios en las normas electorales en la cantidad de diputaciones en el Órgano Legislativo y la fórmula de asignación de dichos escaños.

Diez partidos políticos, 110 planillas y 509 personas son las habilitadas para competir con sus candidaturas a diputaciones de la Asamblea Legislativa para las elecciones del 4 de febrero de 2024.

Dicha cantidad corresponde a las candidaturas que ya fueron inscritas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para participar en la contienda electoral, que para este año tendrá una reducción en el número de escaños disponibles en el Órgano Legislativo, producto de la reforma al Código Electoral impulsada por Nuevas Ideas en junio de 2023.

Los institutos políticos que participarán en las elecciones con el objeto de hacerse de un curul en la Asamblea para el período 2024-2027 son: Nuevas Ideas, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Vamos, Nuestro Tiempo, el Partido de Concertación Nacional (PCN), el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Cambio Democrático (CD) y el nuevo partido Fuerza Solidaria.

Óscar Picardo, director del Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación (ICTI) de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), considera que el nivel de participación muestra un poco de optimismo de parte de los partidos políticos, pese a los resultados de las últimas encuestas y el contexto de los cambios en las reglas electorales.

“Considerando el contexto del estado de excepción, la reelección, la reorganización territorial, la nueva fórmula que sustituye cocientes y residuos, creo que la participación es relativamente aceptable. Hubiese imaginado que la participación sería mucho menor”, expresó.

Calificó como un dato significativo “estadística y electoralmente hablando” el hecho que 509 personas participen en la contienda para alcanzar uno de los 60 escaños que tendrá el congreso salvadoreño a partir de este año, producto de la reforma al Código Electoral.

“Pensé que luego del fracaso de aglutinar a la oposición algunos partidos se iban a retirar de la contienda, sobre todo por el tema de reelección inconstitucional. Pero no fue así”,

Óscar Picardo, director ICTI-UFG

No obstante, se mantiene escéptico a que se den mayores cambios en los resultados. “Dudo que haya algún cambio y se pronostica que desaparecen varios partidos”, expresó.

Participación departamental

Cuatro de estos partidos, que son Nuevas Ideas, FMLN, GANA y ARENA presentaron planillas de candidaturas para los 14 departamentos del país. Mientras que el PCN cuenta con candidaturas en 13 departamentos y en Morazán compite en coalición con el PDC, este último partido cuenta solo con 8 planillas inscritas por sí solo, ya que no presentó postulaciones para Ahuachapán, Chalatenango, Cuscatlán, Cabañas y San Vicente.

Luego el CD contaría con 12 planillas inscritas de 13 presentadas, ya que la de San Salvador fue denegada y no presentó planilla para Ahuachapán, según fuentes del TSE.

En el caso del partido Fuerza Solidaria, de reciente formación y con exmilitantes de otros institutos políticos, participará con aspirantes a legisladores en nueve departamentos: San Salvador, La Libertad, Santa Ana, Ahuachapán, Sonsonate, La Paz, San Vicente, Usulután y San Miguel.

El partido Nuestro Tiempo, que participará en su segunda elección legislativa, cuenta con planillas inscritas en seis departamentos: San Salvador, La Libertad, Santa Ana, Ahuachapán, Cabañas y Usulután.

Y el partido Vamos, que también compite en su segunda elección legislativa, tiene cinco planillas a diputaciones: San Salvador, La Libertad, Santa Ana, La Paz y San Vicente.

Por su parte, Eduardo Escobar, director de Acción Ciudadana, valora que el nivel de participación es producto de la estructura territorial que tiene cada partido.

“Obviamente los partidos que eran mayoritarios antes, y en este caso Nuevas Ideas  que es mayoritario, tienen estructura a nivel nacional y pueden presentar planillas para todo el país, para todos los departamentos”,

Eduardo Escobar, director de Acción Ciudadana

Señaló que esta no es una condición diferente a la de elecciones anteriores en las que partidos minoritarios o medianos no participan en la misma escala.

“Dos cosas. Esto es resultado o se deriva en consecuencia de la estructura territorial que tiene cada partido y lo otro es que no es nada nuevo los partidos pequeños por lo general no presentan planillas en todo el país”, expresó.

Reducción de circunscripciones

La reforma de junio de 2023 que fue impulsada por el oficialismo de reducir de 84 a 60 los curules en la Asamblea Legislativa se aplicará en las elecciones de febrero, reduciendo así la cantidad de diputados a elegir por departamento.

Para San Salvador ya no serán 24 curules, sino 16; La Libertad baja de 10 a siete diputaciones, Santa Ana baja de siete a cinco, San Miguel y Sonsonate también tendrán cinco cada uno, uno menos que la legislatura actual.

Usulután tendrá cuatro diputaciones, uno menos; Ahuachapán y La Paz tendrán tres escaños cada uno, actualmente tienen cuatro. Y el resto de departamentos tendrá dos curules por cada uno.

Nueva fórmula

Los cambios impulsados por el oficialismo en el sistema de elección legislativa también modificaron la asignación de los escaños, estableciendo el sistema D’Hondt, el cual prioriza los cocientes más altos y reduce la posibilidad de obtener una diputación por residuos como lo permitía el sistema anterior.

De esa forma, el total de votos obtenidos por cada partido político se dividirá el número de veces de los escaños legislativos disponibles. “Los cocientes parciales obtenidos por cada partido son colocados en orden sucesivo de mayor a menor, hasta tener un número de cocientes igual al número de los diputados a elegir en la circunscripción electoral departamental”, dice el literal d del artículo 217 del Código Electoral reformado.

Luego de determinar el número de escaños por partido, el TSE determinará la prelación de las personas electas según los resultados de las marcas de preferencia, de mayor a menor, a favor de los candidatos o candidatas.

[ad_2]

Source link

Por ahed