Las autoridades no han identificado a todas las víctimas del accidente ocurrido el martes en el estado de Puebla.

Un accidente de autobús ocurrido el martes en México ha dejado hasta el momento 18 muertos y más de una treintena de heridos, según informaron autoridades del central estado de Puebla.

Más temprano, las autoridades anunciaron que el accidente había dejado 16 fallecidos, 15 de ellos mexicano y uno venezolano junto con 36 heridos que eran atendidos en hospitales de Puebla.

Sin embargo, las autoridades no detallaron las nacionalidades de las otras dos personas que fallecieron ni el nuevo balance de heridos.

Tres muertos y múltiples heridos tras tiroteo masivo en un bar de Los Ángeles

«La atención ha sido lo más humana posible, la autoridad migratoria está en coordinación con nosotros», dijo más temprano a periodistas el secretario de Gobernación de Puebla, Javier Aquino, quien detalló que algunos heridos presentan «complicaciones graves».

El Instituto Nacional de Migración (INM) confirmó por su parte que en el autobús, que chocó contra un camión de carga la madrugada del martes en una autopista del sureño estado de Oaxaca, viajaban 52 personas y que 10 de ellas eran venezolanas.

Por su parte la secretaría de Gobernación de Puebla informó inicialmente que los pasajeros del vehículo eran «en su mayoría» de origen venezolano, según un mensaje publicado en su cuenta de la red social X (antes Twitter).

También el INM detalló que los venezolanos supervivientes fueron examinados por médicos que dieron de alta a seis de ellos, mientras los otros tres fueron hospitalizados, según un comunicado divulgado la tarde del martes.

Agregó que «las personas extranjeras que viajaban en el autobús contaban con una cita del programa CBP One», una aplicación móvil implementada por el gobierno de Estados Unidos para atender a migrantes que desean ingresar legalmente a ese país.

Régimen de Ortega liquida y expropia a los jesuitas en Nicaragua, la orden a la que pertenece el Papa

Numerosos migrantes de distintas nacionalidades recorren las carreteras de México en busca de llegar a la frontera con Estados Unidos para pedir refugio o intentar cruzar, habitualmente de manera irregular. La mayoría viaja clandestinamente, ocultos en camiones de carga, en condiciones de hacinamiento y sometidos a maltratos a manos de los «polleros», como se conoce a los traficantes de personas.

Otro accidente se registró a inicios de agosto, al menos 18 personas murieron y otras 23 resultaron lesionadas luego que un autobús con pasajeros locales y migrantes de países como India, República Dominicana y del continente africano cayera en un barranco en el estado de Nayarit (noroeste). En febrero, otro choque en la misma zona limítrofe entre Puebla y Oaxaca dejó 17 muertos y 15 lesionados, entre ellos migrantes de Venezuela, Colombia y Centroamérica.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed