[ad_1]

Con solo 9 años ya ha escrito dos libros sobre sus estudios y análisis en astronomía

A sus nueve años de edad, Lucas Andrés Mazariego Novoa ya ha alcanzado el reconocimiento a nivel internacional. Su pasión por la física y la astronomía lo ha llevado a foros en México. Recientemente fue nombrado divulgador científico en la Asamblea Legislativa para exponer temas relacionados a los agujeros negros.

Elisa Novoa, madre del menor, señaló que este proceso ha sido una experiencia en la que Lucas no los ha dejado de sorprender debido a que el menor aprendió a leer de forma casi autodidacta cuando solo tenía tres años, aproximadamente. Después se habrían llevado una nueva sorpresa cuando se percataron de la facilidad que tenía para leer textos en inglés.

“Cuando entró a estudiar el superaba al resto con gran ventaja”, pero no fue hasta que se encontraban en tercer grado cuando se sometió a una evaluación psicopedagógica debido a que la transición de estudiar desde casa a estar completamente en un salón con niños que estudiaban a un ritmo completamente diferente le generó una sensación de aburrimiento y frustración.

TAMBIÉN: Docentes enfrentan reto para integrar a niños con altas capacidades al sistema educativo

Los padres y docentes se percataron de que el menor buscaba no cantidad de trabajo relacionado a un tema, sino profundidad, con la asesoría adecuada después de múltiples análisis se dieron cuenta que Andrés se encontraban en la categoría de niños con altas capacidades.

Foto EDH/ Jessica Orellana

El proceso de aceleración curricular inició ese mismo año con el respaldo de la Fundación Altas Capacidades El Salvador y el colegio en el que estaba inscrito, de esta forma pasó de tercero a quinto grado.

La madre del menor detalló que en la actualidad existe más información sobre este tipo de casos, para la familia Mazariego Novoa no ha sido un camino fácil debido a que el primer hijo del matrimonio mostraba las mismas capacidades; sin embargo, al no tener información sobre la forma de ayudarlo y la poca atención que el personal docente le pudo brindar el niño con 13 años “se ha normalizado”, aunque tienen un desempeño escolar intachable ha bajado sus exigencias para caminar junto al grupo escolar.

“Cuando vimos que Andresito tenía las mismas características y facilidades de aprender dijimos esto no nos vuelve a pasar”, por lo que buscaron orientación con diferentes especialistas hasta encontrar el tratamiento adecuado y el respaldo de la fundación.

“El colegio ha tenido esa disponibilidad y esa atención a quererse formar en el tema, dedicación por conocer del niño entonces con ellos se ha dado una asistencia en donde se les ha dado apoyo para hacer esta aceleración porque fue a medio año que el niño finalizó tercer grado, en seis meses ya estaba cursando cuarto grado”. Elisa sostiene que el menor está en el punto ideal para someterse a una nueva evaluación del Ministerio de Educación y ser acelerado nuevamente

También: Empleo y desempleo | Personas con educación técnica enfrentan menores índices de desempleo, según informe

Sin embargo, la familia considera que la administración de educación no tiene los mecanismos necesarios para hacer este proceso de forma automática y al ser solicitado podrían encontrarse con nuevas dificultades por lo que han considerado pagar clases extracurriculares de matemática avanzada para que Andrés continúe su formación.

“El caso de mi hijo es de éxito, no solo se logró el trámite para que avanzara, sino que también él ha respondido, eso nos da la señal de que no fue una decisión equivocada, era una necesidad que se le suplió y tal como se esperaba rindió”

Elisa novoa díaz, madre de andrés

“Lo que necesitamos es que se definan políticas educativas orientadas a este grupo de la población. Porque no es de menos que conforme en el 10% de la población. Sí, 10% es bastante como para que el Ministerio aún no lo tenga eso definido. Entonces cuando se hacen los procesos y los trámites de estos casos entran al Ministerio incluso entre una unidad y la otra no saben qué hacer, porque no hay una ruta definida, no hay procesos porque la política no existe”, recalcó.

Te puede interesar: “El principal fallo en el sistema es la evaluación”

Para los padres de Andrés, hasta ahora todo ha sido un caso de éxito debido a que muchos niños en esta situación experimentan frustración y depresión al sentir que no son comprendidos por las personas, sufrir acoso por parte de otros menores, o no contar con docentes capacitados para atenderlos, en cambio Andrés ha podido ser avanzado en la escuela y se le han abierto diferentes oportunidades para desarrollarse en los temas de su interés.

genios-talentos-capacidades-niños.
Foto EDH/ Jessica Orellana

“No solo se logró el trámite para que avanzara en la escuela, sino que también él ha respondido entonces eso nos da la señal de que no fue equivocada la decisión, era una necesidad que se le suplió y tal como se esperaba él rindió”.

Los niños con altas capacidades tienen un desarrollo cognitivo más avanzado que el promedio, pero siguen siendo niños que deben trabajar sus habilidades motrices y en algunos casos necesitan recibir ayuda psicológica para entender que ellos no son el problema sino que el sistema no está desarrollado a su mismo nivel.

Andrés es parte de los más de 80 niños respaldados por la Fundación Altas Capacidades de El Salvador, un espacio en el que pueden recibir atención integral, asesoría para los padres, ayuda psicológica y sobre todo participar en diferentes actividades que les permiten contactar con entidades educativas en el extranjero para continuar su proceso de formación.

[ad_2]

Source link

Por ahed