El evento se realizaría en la ciudad colombiana en 2027, pero la entidad que los organiza le retiró la sede y no ha anunciado otra

Panam Sports, la entidad que organiza los Juegos Panamericanos, anunció que retiró la sede de la competencia de 2027 a Barranquilla, debido a «incumplimientos» de la ciudad colombiana.

«La resolución ha sido tomada tras los innumerables incumplimientos de contrato vigente», aseguró Panam Sports en un comunicado, sin dar detalles sobre las infracciones. 

El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, afirmó que el gobierno debió transferir unos cuatro millones de dólares a Panam Sports antes del 31 de diciembre, pero eso no sucedió.  «No se hizo. (Fue) un trámite (…) extraño, no se dio cuando ya tenía la orden presidencial», dijo a periodistas. 

En tanto, el Ministerio del Deporte colombiano aseguró que recibió de «manera sorpresiva» el anuncio, pues supuestamente la jefa de esa cartera, Astrid Rodríguez, había acordado con el presidente de Panam Sports, Neven Ilic, los pagos para enero de 2024.

La organización no informó qué ciudad acogerá los Juegos en lugar de Barranquilla, aunque, según la prensa, uno de los interesados en hacerlo es Asunción, en Paraguay.

Algo similar ocurrió para la edición pasada pero de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en la que, tras los problemas de Guatemala en relación a la sanción, Panamá y Costa Rica tomaron la sede compartida, pero finalmente Panamá declinó por situaciones financieras, y Costa Rica rechazó hacerlo por sí sola. Entonces, fue que El Salvador se postuló para rescatar los juegos, que se desarrollaron en San Salvador en 2023. En redes sociales, el rumor de que podría ocurrir lo mismo con los Panamericanos, es decir que El Salvador se postulara, comenzó a circular, pero no hay absolutamente ningún comentario oficial siquiera a la pérdida de la sede de Barranquilla, mucho menos a un eventual interés por organizarlos.

La realización de la competencia era una incógnita, pues el presidente izquierdista Gustavo Petro no se mostraba convencido. Incluso, el mandatario planteó que el certamen más importante del ciclo olímpico de América se realizara en diferentes ciudades y pueblos del Caribe colombiano. 

En los Juegos Panamericanos de Santiago, celebrados entre octubre y noviembre, Petro se ausentó de la entrega de las banderas por parte de Chile. Ilic lo había invitado para recibirlas «de manos» del mandatario chileno, Gabriel Boric. 

-Intermediación de Chile-

Panam Sports únicamente detalló este miércoles que el 19 de octubre recibió una carta de Colombia solicitándole una «prórroga en los plazos para poder cumplir con el contrato». Sin embargo, ante la «nula» respuesta del país organizador determinó quitarle definitivamente la sede. 

Enemistado con un clan político de derecha que gobierna Barranquilla desde el 1 de enero, el presidente no se ha pronunciado.

El alcalde añadió que «en cualquier momento» Petro hablará con su homólogo Boric para que interceda a favor de Colombia, pues Ilic vive en Santiago. 

«Acabo de hablar con Presidencia de la República y el mensaje es que se está hablando con el gobierno chileno para que ayude a intermediar en esta situación y no perdamos nosotros los colombianos la esperanza de estos Panamericanos», sostuvo. 

– Decisión «indeclinable» –

Congresistas de la oposición le pidieron a Petro apoyar el deporte y hacer posible la organización de los Juegos Panamericanos, aunque Panam Sports aseguró que es una decisión «indeclinable».

El legislador de derecha David Luna informó que presentará una moción de censura contra la ministra del Deporte.  «Tiene una responsabilidad política con los colombianos y con los barranquilleros y debe responder por ella abandonando su cargo», dijo en su cuenta de la red social X. 

Colombia tiene una larga historia sobre renunciar o perder la organización de grandes eventos deportivos.  En el siglo pasado, el país declinó ser sede del Mundial de fútbol de 1986 (celebrado finalmente en México) para invertir el dinero en obras públicas.

En 2021, el entonces presidente de derecha, Iván Duque, renunció a que Colombia fuera sede de la Copa América supuestamente por los efectos desastrosos de la pandemia sobre la economía, aunque ese gobierno era blanco de un estallido social con protestas en las calles y decenas de muertos.

Entre agosto y septiembre de 2024, los principales estadios de Colombia recibirán el Mundial Sub-20 femenino. 

MIRA TAMBIÉN: VIDEO. Prince Royce sorprendió a atleta salvadoreña

VOLVER A PORTADA



Source link

Por ahed