Salvadoreños residentes en el exterior se han unido para aportar y mejorar algunos espacios de la parroquia.

Con el apoyo de las personas de la tercera edad, el comité, comunidades de los diferentes sectores y la diáspora realizan los trabajos de la construcción de la casa parroquial y otras remodelaciones en la parroquia Santiago Apóstol, del municipio de Lislique, departamento de La Unión.

Desde el 2015 iniciaron con las remodelaciones y ampliaciones en el templo pero debido a la emergencia sanitaria por el covid-19 se detuvieron los trabajos. Este año decidieron continuar realizando actividades para recaudar fondos para mejorar algunas áreas y la construcción de la casa parroquial.

Godofredo Vásquez, párroco, explicó que la comunidad es generosa y es todo el apoyo que tienen, las personas de la tercera edad son las que dan fuerzas al trabajo realizando muchas actividades entre ellas venta de comida y excursiones; los fondos que se recaudan son destinados al proyecto.

“Ya se cambió la pintura en la capilla del Santísimo, se compró el sonido para el salón parroquial, seguimos trabajando y es sorprendente cómo las personas de las comunidades se esfuerzan porque quieren ver bonito su parroquia o ermita y eso nos motiva a seguir trabajando”, dijo el sacerdote.

El párroco agregó que las personas de la diáspora se han unido al ver los resultados de los esfuerzos en las remodelaciones y ampliaciones de las infraestructuras.

Las comunidades locales, el comité de apoyo y la diáspora tienen varios años trabajando para realizar todas las remodelaciones y ampliaciones en la parroquia. Foto. EDH/Insy Mendoza.

José Blanco Rubio, de 75 años,  camina dos kilómetros desde el caserío San Rafael del cantón Agua Fría, para llegar a la parroquia, “camino cerca de las dos horas, el propósito es de venir a saludar al patrón Santiago y Cristo Jesús, tenemos un templo bastante bonito y tenemos que cuidarlo”, expresó.

El 25 de julio de 2015 la iglesia fue ascendida a la categoría de parroquia.



Source link

Por ahed