El doctor Martínez Moreno se destacó con excelencia en muchos campos intelectuales y profesionales, donde aportó sabiduría, conocimiento, sano y noble criterio y acendrado patriotismo, un recorrido ejemplar en la vida de El Salvador.

Familiares y amigos recordaron al jurisconsulto y académico Alfredo Martínez Moreno, orgullo de El Salvador en el foro internacional, en el centenario de su natalicio, acontecido el 1 de septiembre de 1923.

El doctor Martínez Moreno se destacó con excelencia en muchos campos intelectuales y profesionales, donde aportó sabiduría, conocimiento, sano y noble criterio y acendrado patriotismo, un recorrido ejemplar en la vida de El Salvador.

Obtuvo el grado de Doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad de El Salvador. En 1948 fue nombrado subdirector de organismos internacionales por el canciller Miguel Urquilla. Posteriormente fue delegado en las Naciones Unidas, donde defendió la autonomía del Tíbet frente a la invasión china.También presidió la Segunda Comisión de la Conferencia sobre los Fondos Marinos que preparaba la agenda para la Conferencia sobre Derecho del Mar.

Más tarde, ejerció como catedrático de Derecho Internacional en la Universidad de El Salvador. 

 Fue Presidente de la Corte Suprema de Justicia y Canciller de la República, cargo en el que demostró excepcionales dotes como diplomático en momentos difíciles. En tal función participó en la formulación de ideas que luego condujeron a la legislación internacional sobre derecho del mar vigente.

Además,lideró la Academia Salvadoreña de la Lengua, filial de la Real Academia de la Lengua Española, durante más de treinta y cinco años, de la que fue director emérito. Durante ese periodo varios vocablos y voces que son parte del hablar en esta tierra se incorporaron al acervo universal de una de las lenguas más habladas, hermosas y ricas de la civilización. Y ese conocimiento se comparte en las muchas obras escritas por el doctor Martínez Moreno, como Semblanzas y remembranzasCon media togaCuentos semihistóricos y legendarios, el opúsculo Maupassant, el drama de una vida y el esplendor de una obra, y Figuras universales.

Se recuerda al doctor Martínez Moreno como buen patriota, yendo a votar a sus noventa y cuatro años y pese a su delicada salud, en las elecciones de 2018.

El doctor Martínez Moreno fue galardonado con premios y reconocimientos por sus innumerables aportes en la jurisprudencia nacional y el título de doctor honoris causa por la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer. Asimismo, la Asamblea Legislativa Salvadoreña lo declaró Hijo Meritísimo de El Salvador en 2002.

El destacado jurisconsulto falleció en San Salvador el 2 de octubre de 2021, a los 98 años.



Source link

Por ahed