El SIMETRISSS señala que las profesionales son juzgadas bajo la Ley del Servicio Civil, no obstante, se les aplica la ley de becarios.

El Sindicato de Médicos y Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (SIMETRISSS) ha confirmado el retiro de becas a dos doctoras residentes y una interna que fueron suspendidas en mayo pasado por emitir comentarios en redes sociales sobre una estampida en el estadio Cuscatlán.

“Perdieron sus becas y sus contratos no fueron renovados este año”, confirmó el doctor Rafael Aguirre, secretario general del SIMETRISSS.

En declaraciones para El Diario de Hoy, el profesional señaló que en ninguno de los casos que persiguen las médicas Ángela Ferrer, residente de cirugía en tercer año; Paola García, residente de primer año, y la estudiante de séptimo año Beatriz Monteagudo, se ha seguido el debido proceso; por el contrario, afirmó a una de las profesionales se le desarrolló doble juicio por el mismo evento.

“Fue juzgada por el Comité Docente, el cual determinó que 15 días estuviera suspendida, pero aún así, después de haber cumplido esa sanción, la directora (del ISSS) suspende todo el proceso que se había llevado, lo declara nulo, se le suspende a espera de un nuevo proceso, obviamente nunca más se le volvió a dar audiencia”, expuso.

Lee también: El Salvador | Vacunación contra sarampión bajó hasta un 58% en el 2022 en El Salvador, según unicef

Agregó que la profesional ha llevado el caso ante los juzgados correspondientes para que sea a través de la vía judicial que se determine y donde se buscará que la medida sea revertida.

“Nosotros obviamente estamos en desacuerdo, nos hemos manifestado sobre esto, y lamentamos que eso se esté dando en un estado de derecho donde lo importante debe ser el respeto al debido proceso, el cual en este caso se ha violado completamente. Esperamos que las autoridades a nivel judicial puedan revertir esa decisión”, señaló.

Aguirre explicó que las médicas han sido juzgadas bajo la Ley del Servicio Civil, pero “el cuerpo jurídico de la normativa de las becas establece que no se puede faltar más 90 días, por eso se les ha retirado”, sostuvo.

“Ellas no fueron juzgados como un becario, ni como un estudiante de medicina, sino como un trabajador, pero se le quita la beca según la ley de residencia. Es ahí donde está toda la aberración justamente jurídica, y que esperamos que si no es el servicio civil, pues entonces sean los juzgados a los que las colegas han determinado llevar el caso, los que puedan revertir estas decisiones”, advirtió.

“Fueron despedidas”

Al ser consultado sobre el tema el Colegio Médico opinó que “la realidad es que han sido tratadas de manera ilegal y no han sido restituidas en sus respectivas posiciones”.

Por su parte, el doctor Iván Solano Leiva dijo en la entrevista del canal 21, el 3 de enero, que “de hecho (las profesionales), fueron despedidas”.

Para Aguirre, suspender los contratos de las doctoras y retirarles las becas no ha sido un acto apegado a ley, por el contrario señala “más parece un acto de represión y de matonería política”.

El pasado 20 de mayo, a mitad de la noche, las doctoras destacadas dos en el Hospital Nacional Rosales y una en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social recibieron una orden para ser separadas de sus funciones de forma inmediata y sin una explicación.

Posteriormente las autoridades señalaron que las profesionales habían sido retiradas por los comentarios que se habían viralizado en las redes la noche en la que una estampido dejó varios muertos y herido en el estadio Cuscatlán.

El 22 de mayo, el ministro de Salud, Francisco Alabí, confirmó durante una entrevista televisiva que las tres médicos que se hicieron virales en redes sociales por sus comentarios habían sido retiradas de sus cargos.

Además: 70% de las muertes por neumonía han ocurrido en adultos mayores

Dos días antes, el día del suceso escribió en Twitter: “No podemos permitir que la vida de los salvadoreños esté en manos de personas sin vocación ni compromiso, sobre todo ante emergencias. La doctora ya ha sido retirada del hospital y de la residencia”.

Por su parte, la directora del ISSS, Mónica Ayala escribió en la misma red social: “En el ISSS necesitamos gente comprometida y empática con el dolor ajeno, daré indicaciones para que pueda retirarse de su turno inmediatamente Dra. y procederemos a revisar los términos de su beca”.

Ayala acompañó su comentario con una captura del tuit de Paola García, residente de primer año, asignada al ISSS, el cual fue publicado el 20 de mayo, la noche de suceso en el estadio Cuscatlán.



Source link

Por ahed