Rechazan decisiones y actuaciones que no hayan emanado de forma legal del pleno, así como declaraciones y compromisos que no hayan sido legalmente tomados y mucho menos tomados unilateralmente.

Tensiones y cuestionamientos al interior del Tribunal Supremo Electoral (TSE) han salido a la luz al revelarse una carta enviada por cuatro magistraturas suplentes a los titulares en la que les piden una reunión urgente y advierten que no aceptarían “decisiones y actuaciones que no hayan sido emanadas en forma legal y correcta del pleno”.

La misiva es una de tres enviadas  a los magistrados propietarios en las que sus colegas expresaron otras preocupaciones del proceso electoral, las cuales fueron divulgadas en una nota del periódico digital El Faro.

La última carta tiene fecha 11 de febrero de 2024 y en ella piden una reunión “de carácter urgente” para que se tomen decisiones sobre el proceso de conteo de votos papeleta por papeleta de la elección legislativa y posteriormente la elección del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y Concejos programada para el 3 de marzo.

TSE analizará las condiciones de sus equipos, partidos dicen no hay garantías que no falle el sistema

“Manifestamos claramente que ya no estamos en la posición de aceptar decisiones y actuaciones que no hayan sido emanadas en forma legal y correcta del Pleno, así como declaraciones y compromisos que no hayan sido legalmente tomados y mucho menos tomados unilateralmente”, dice la nota y  aparecen las firmas de René Abelardo Molina, Carmen Veraliz Velásquez, María Blanca Paz y Sonia Liévano de Lemus,  suplentes del TSE.

Previamente, en una carta con fecha 8 de febrero y firmada por los cinco suplentes, incluyendo a Marlon Harold Cornejo, se hacen recomendaciones. Una es la revisión del equipo tecnológico usado el 4 de febrero y determinar qué sucedió en esa elección. “¿Se probaron debidamente? ¿Se hicieron algunos cambios que impidieron su correcto funcionamiento?” fueron las interrogantes que instaron a responder.

También señalan como “imprescindible” analizar el tema de los miembros de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) y asegurarse que sean las personas capacitadas las que asuman el 3 de marzo.

Además, el 5 de febrero, un día después de la elección presidencial y legislativa en la que colapsó el sistema de transmisión y procesamiento de resultados preliminares, se presentó una carta en la que señalan los problemas advertidos en una reunión con los encargados de programas del Plan General de Elecciones (PLAGEL).

Los problemas advertidos fueron: falta de personal temporal para los diferentes programas del PLAGEL, incumplimiento de la jornada ordinaria de trabajo del personal contratado, falta de compromiso de personal con el proceso electoral y una “crisis” en la conformación de los miembros de las JRV, así como contratación de jefes de soporte de centros de votación y auxiliares.

“No fuimos advertidos de las problemáticas antes expuestas y su consecuente erogación de fondos, asimismo, tampoco se nos facilitó informes que nos permitieran dimensionar la situación, desconociendo además los acuerdos tomados por la Comisión Coordinadora de Elecciones, conformada únicamente por los cinco magistrados propietarios”, reza la carta.

Arena se retira de escrutinio de elecciones legislativas salvadoreñas

Firmó notas de carácter técnico

El magistrado suplente Marlon Cornejo afirmó este lunes que no firmó ningún documento que señale a sus colegas que no hayan tomado decisiones acordes a la legalidad. “Por el contrario, reitero mi confianza en que el proceso de escrutinio definitivo está siendo transparente, se está respetando y garantizando la voluntad del elector expresado en las urnas”, dijo.

No obstante, reconoció que firmó otras notas, como la del 5 de febrero. “Yo he firmado notas de carácter técnico electoral, referentes al proceso eleccionario, no así las notas del día de ayer, del día 11 (de febrero), esas notas yo no las he firmado”, agregó.

En el caso de la preocupación por la conformación de las JRV, respondió que el problema es que “hay una crisis de partidos políticos” que incidió en la falta de presentación de propuestas para integrarlas. “Lo que se planteó en esa reunión era para, precisamente, solventar todas esas situaciones que nos expresaron las jefaturas”, añadió.

Responsabilidad de todos

El magistrado Noel Orellana lamentó la situación y dijo que dentro del pleno del Tribunal todos los magistrados tienen derecho de proponer y que la responsabilidad sería compartida. “Si de buscar responsabilidades se trata, tan responsables somos los propietarios como lo son los suplentes. Ellos tienen un salario como lo tenemos los propietarios y por consiguiente deben tener también obligaciones en el organismo colegiado”, dijo.

Agregó que el Calendario Electoral  fue aprobado por los diez magistrados, aunque en la aprobación de las decisiones votan solo los propietarios. Pero valoró como “injusto” que los magistrados suplentes ataquen a los propietarios. “Pareciera ser que nosotros somos los malos de toda esta película y cada quien, como yo lo he dicho, debe asumir las responsabilidades”, reiteró.

Por su parte, el magistrado Guillermo Wellman, dijo ayer que no había leído las cartas enviados por los suplentes. “Yo siempre he creí que la ropa sucia se lava en casa. Cualquier noticia de esa naturaleza sobre que han presentado cartas al organismo colegiado hasta ahorita no las he leído”, expresó. Pero, criticó que “tomen esas actitudes” a estas alturas del proceso. “En mi opinión, los diez magistrados propietarios y suplentes respondemos por lo que haya sucedido, los diez, porque nosotros tomamos decisiones”, enfatizó.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed