De la sorpresiva frase «el objetivo no es ganar partidos, no es ir al Mundial» al «sí, prometo resultados y buscaremos estar en la Copa del Mundo», sólo pasaron 3 meses, afirma el jefe editor de CANCHA, Gustavo Flores.

Y, de pronto, en un par de meses los objetivos cambiaron radicalmente para la Selecta…
Se pasó del sorpresivo “el objetivo no es ganar partidos ni ir al Mundial” al actual “sí, prometo resultados y la meta es la Copa del Mundo”. Así, sin escalas ni filtros. La primera frase, fue pronunciada a fines de septiembre por Diogo Gama y asentida por el flamante DT que era presentado en aquel entonces: De la Barrera.

La segunda frase fue la que expresó el lunes el nuevo entrenador David Dóniga. En general, los técnicos no suelen prometer resultados, sino trabajo y esfuerzo para conseguir estos resultados. Dóniga fue a fondo y si los prometió con absoluta claridad. Una frase jugada que se le podría volver en contra en un par de partidos. Esperemos que no.

David Dóniga comenzó a trabajar con la Selecta
La primera conferencia de prensa del entrenador madrileño como técnico de la Selección de El Salvador dejó otras frases rimbombantes como aquella de que pagó “exceso de equipaje por la ropa” porque se piensa quedar muchos años en El Salvador o la de “dejaré el alma” por la Azul. El tiempo, o los resultados mejor dicho, darán su veredicto final. Como siempre.

También sorprendió en la conferencia el giro del director de Selecciones sobre el entrenador Rubén de la Barrera . De la “victoria para El Salvador” con la que definió la “huida”de De la Barrera por un supuesto éxito para el país que el entrenador se haya ido a Portugal. Pero se pasó de esa férrea defensa del ex entrenador a un lapidario: “ Lo que pasó con Rubén de la Barrera fue una falta de lealtad tremenda. Me quedé muy frustrado”. Así lo dijo el mismo protagonista en la presentación de Dóniga.

Mientras tanto, el partido contra el Inter Messi, está allí, a la vuelta de la esquina.

VOLVER A PORTADA



Source link

Por ahed