Taiwán advirtió “la intención de China de destruir la democracia en Centroamérica y su ambición de expandirse en la región”. El Salvador aprobó el ingreso de China por iniciativa de Nicaragua.

El Parlamento Centroamericano (Parlacen) aprobó la incorporación como estado observador permanente de la República Popular China, revocándose así la calidad de observador que ocupaba Taiwán.

El ingreso de China al foro regional fue propuesto por Nicaragua, país que rompió relaciones con Taipéi en diciembre de 2021, un mes después de la reelección del presidente Daniel Ortega, que la comunidad internacional tildó de “farsa”.

Guatemala condenó el ingreso de China como observador permanente del Parlamento Centroamericano.

La decisión del foro político de admitir a China la aprobaron el lunes en Managua y respaldada por Nicaragua, Costa Rica, Honduras, El Salvador y Panamá.

Guatemala “condena categóricamente la votación que admite el ingreso de la República Popular China como Observador Permanente, y la consecuente expulsión de la República de China (Taiwán) de ese órgano”. Así lo asegura un comunicado difundido por la Cancillería del país.

Belice y Guatemala son los dos únicos socios diplomáticos que le quedan a Taiwán en Centroamérica. Esto después de que el pasado 26 de marzo Honduras rompiera sus nexos con Taipei para establecerlos con China.

Este martes, Pekín expresó su aprecio por la resolución del Parlacen de aceptarlo como observador y cancelar el estatus de Taiwán.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China también expresó su deseo de que el nuevo Gobierno de Guatemala, “tome la decisión correcta” en torno a ese país.

Taiwán lamenta decisión

Por su parte, Taiwán lamentó su salida del Parlamento Centroamericano. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán expresó en un comunicado publicado en su página web su “más enérgica protesta” por esta decisión.

La Cancillería taiwanesa confirmó su salida del Parlacen “para proteger su soberanía y dignidad”.

Asimismo, acusó a Nicaragua y a China de manipular el Parlacen para socavar los intereses y la posición de Taiwán en la región centroamericana.

Taiwán advirtió de “la intención de China de destruir la democracia en Centroamérica y su ambición de expandirse en la región”.

Promovido por Nicaragua

El ingreso de China como observador permanente del Parlacen fue propuesto por la bancada nicaragüense y la iniciativa obtuvo el respaldo de la mayoría de los parlamentarios durante una asamblea plenaria celebrada en Managua, indicó la subsede de ese órgano en la capital nicaragüense, que no precisó el número de votos.

En una declaración, la bancada parlamentaria nicaragüense destacó que es “imperativo” que el Parlacen armonice sus políticas con las directrices adoptadas por los presidentes de los Estados partes, que son la máxima autoridad del Sistema de Integración, “quienes han reconocido el principio de una sola China”.

Nicaragua sustentó su propuesta basada en la resolución del 25 de octubre de 1971 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), constituida como una organización internacional entre Estados soberanos, que, según Managua, “considera a Taiwán como una provincia de China Continental, por lo que la descalifica a participar como país independiente”.

Por ello, agregó, el Parlacen “revocó la calidad de observador permanente del Yuan Legislativo de Taiwán e incorporó en calidad de observador permanente a la Asamblea Popular Nacional China, como representante legítimo de China”.



Source link

Por ahed