Entre las armas que les confiscaron estaba un lanzagranadas y otro armamento «exclusivo para la destrucción de vehículos blindados», así como libretas con nombres de varios negocios para hacer «cobro de extorsión», informaron las autoridades.

 La Policía de Honduras incautó este domingo armas de guerra, chalecos antibalas y supuesta cocaína, entre otros pertrechos, en una cuartería controlada por miembros de la «Mara-18» (pandilla), una de las más temidas que operan en el país, informó una fuente oficial.

El portavoz de la Dirección Policial de Investigación (DPI), Juan Sabillón, dijo a los periodistas que al parecer la cuartería (cuartos acondicionados para gente de escasos recursos), en el barrio Las Torres, estaba bajo control de los pandilleros desde hace un mes, cuando llegaron a desalojar a sus propietarios e inquilinos amenazándoles de muerte.

En la operación de hoy, la DPI confiscó un lanzagranadas y otro armamento de guerra «exclusivo para la destrucción de vehículos blindados», tres chalecos antibalas, cuatro motocicletas y varias libretas con nombres de varios negocios y personas a quienes se les estaría haciendo un «cobro de extorsión» por parte de los pandilleros.

PUEDE VER: Supuesto cabecilla de la MS-13 fue capturado en Honduras y entregado a El Salvador

Según Sabillón, se presume que los pandilleros utilizaban las motocicletas para la distribución de droga y cometer otros delitos en diferentes sitios de la capital hondureña, donde hay varias zonas, al igual que en otras ciudades del país, que son controladas por las «maras».

El informante dijo además que la supuesta cocaína hallada en el  sitio allanado estaba lista para la venta y que a los chalecos que utilizaban en algunas ocasiones les ponían mensajes para hacerse pasar «como agentes de seguridad del Estado».

Las autoridades hondureñas atribuyen en gran parte la violencia criminal que vive el país, con un promedio de entre diez y trece muertos diarios, al narcotráfico y el crimen organizado, en el que figuran pandillas como la «M-13) y la «M-18».



Source link

Por ahed