En Nueva Zelanda, un país a donde el fútbol no es el deporte más popular, se establecieron nuevas marcas de asistencia

El Mundial Femenino impulsó la afición al fútbol en Nueva Zelanda, que registró récords de asistencia para un partido de este deporte no tan popular en el país, dijo el responsable de la federación local.

La victoria de España contra Suecia (2-1) en la semifinal del martes congregó a 43.217 espectadores en el Eden Park de Auckland, igualando la máxima asistencia registrada en un partido de fútbol en el país, tanto masculino como femenino.

«Esto torneo ha supuesto un cambio colosal en la forma en que el fútbol, particularmente el fútbol femenino, es visto en Nueva Zelanda», dijo Andrew Pragnell, director ejecutivo de New Zealand Football.

El torneo, cuyos partidos restantes tendrán lugar en Australia, ha contado con una asistencia global de 700.000 aficionados en los encuentros disputados en Nueva Zelanda.

El partido inaugural de Nueva Zelanda contra Noruega en Auckland ya consiguió un récord de asistencia con 42.137 espectadores en el estadio.

Después fue superado por los octavos de final de España contra Suiza y los cuartos de final de Suecia contra Japón, que atrajeron a 43.217 aficionados al Eden Park, una cifra igualada en la semifinal del martes.

«Desde el histórico partido inaugural en el Eden Park que vio a las ‘Ferns’ (las jugadoras neozelandesas) ganar a Noruega, este torneo ha establecido un nuevo estándar para la Copa Mundial Femenina de la FIFA», dijo Pragnell.

MIRA TAMBIÉN: España jugará su primera final de un Mundial femenino

VOLVER A PORTADA



Source link

Por ahed