Las investigaciones determinaron que el sujeto aprovechaba la madrugada para cometer los hurtos y desactivaba las alarmas.

Carlos Alberto Aguilar Rojas, quien fue procesado como reo ausente, fue condenado a 36 años de cárcel por el delito de hurto de vehículos automotores.

Según consta en las investigaciones, el sujeto participó en el hurto de tres carros; un caso ocurrido en Ciudad Merliot, Santa Tecla; y los otros dos en los repartos Morazán II y Guadalupe, ambos de Soyapango.

Aguilar Rojas pertenece a una estructura dedicada al robo de autos que luego vendían a bajo costo o los desmantelaban para comercializar sus piezas.

En el informe se detalla que aprovechaba el silencia y la oscuridad de las madrugadas para cometer los delitos, y para ello usaba herramientas, desactivaba las alarmas y se llevaba los vehículos.

Lee también: Fiscalía imputa siete delitos a sospechoso de perpetrar masacre en barrio Santa Anita

Entre las pruebas en su contra se contó con el relato de un testigo criteriado, quien contó cómo el sujeto hacía para hurtar los carros con la ayuda de otros ladrones de la estructura criminal; estos últimos ya fueron condenados.

Además se detalló que los carros eran vendidos entre los $700 y $800, a pesar que su valor real rondaba hasta los $3,000.

Con base a las pruebas presentada, el juez del Tribunal Quinto contra el Crimen Organizado de San Salvador lo declaró culpable de tres cargos y le impuso 12 años por cada hurto; haciendo un total de 36 años de prisión.

REGRESAR A LA PORTADA



Source link

Por ahed