[ad_1]

En el lugar de la masacre hay mucho hermetismo, sobre todo porque, según la Policía, encontraron alcohol y drogas en la escena. Al parecer, una de las víctimas y el sospechoso tenían vínculos con pandillas

Ayrton Ricardo Villalta Vargas no tuvo reparos en disparar, según lo informado por la Policía Nacional Civil (PNC), contra una hermana de su padre y a uno de sus primos.

Entre las cuatro víctimas acribilladas el miércoles en la noche en la casa 1031 del barrio Santa Anita de San Salvador, las autoridades identificaron a dos de ellas como Gloria Guadalupe Villalta Laínez de Hernández y William Antonio Hernández Villalta.

Momento cuando los cuerpos de Gloria Guadalupe Villalta de Hernández y su hijo William Antonio Hernández Villalta son retirados del Instituto de Medicina Legal. Foto EDH/ Lissette Monterrosa

De acuerdo con fuentes policiales, que pidieron el anonimato, Gloria Guadalupe es madre de William Antonio y ambos serían tía y primo en primer grado del principal sospechoso de cometer la masacre que ha dejado sorprendidos a habitantes del barrio Santa Anita.

La PNC capturó a Villalta Vargas en las proximidades de la Plaza Beethoven, colonia Escalón, luego de que el vehículo en que se retiró de la escena fuera localizado sobre la 75 avenida Norte.

La misma noche del cuádruple homicidio, el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, escribió en su cuenta de X: “Este día, un sujeto le quitó la vida a cuatro salvadoreños tras una discusión por drogas y alcohol, quien ya fue capturado por nuestra @PNCSV cuando intentaba huir”.

La PNC también informó que la matanza se debió a una discusión por drogas y alcohol: “Capturamos en la Plaza Beethoven a Ricardo Villalta Vargas, quien esta noche asesinó a 4 personas en el barrio Santa Anita. El crimen se dio tras una discusión por alcohol y cocaína, según las evidencias recabadas en la escena, por la Policía Técnica Científica. Al momento de su captura, Villalta trató de resistirse y los agentes le dispararon en una pierna”.

Este jueves en la mañana, en la fachada descolorida de la casa 1031 de la 15 avenida Sur solo quedaban pequeños pedazos de cinta amarilla, vestigios del trabajo policial realizado durante varias horas.

Lee también: Cuatro personas fueron asesinadas en el barrio Santa Anita

Mientras que entre los vecinos más próximos parecía que había un pacto de no hablar del asunto, pues algunos apenas se atrevían a indicar la casa donde mataron a las cuatro personas.

Silencio familiar

Mientras tanto, este miércoles al Instituto de Medicina Legal (IML) miembros de la familia Villalta Laínez que llegaron a reclamar los cuerpos de Gloria Guadalupe y William Antonio, prefirieron no hablar del caso.

La intención de El Diario de Hoy en abordar a una hermana de Gloria Guadalupe fue para escuchar su versión sobre los señalamientos hechos en redes sociales por la PNC y el ministro de Seguridad, referente a que el móvil del cuádruple crimen fue una discusión sobre alcohol y drogas, así como señalamientos de que el sospechoso y una de las víctimas eran miembros activos de una agrupación de la pandilla 18 que opera en la colonia Ivu, distante a no más de tres kilómetros del lugar del crimen.

De acuerdo con información de la PNC, en la inspección de la escena del crimen hallaron evidencia de que víctimas y victimario estaban consumiendo alcohol y cocaína. Foto EDH

Informes policiales sobre el cuádruple crimen indican que Jocelyn Magaly López Rivas era compañera de vida de William Antonio; ella y el sospechoso son miembros de la Pandilla 18 Revolucionaria, indica un informe policial etiquetado como “Caso Número 9-2023”.

El referido informe menciona que López Rivas estaba perfilada como pandillera de la “Tribu San Salvador, cancha (equivalente a clica) HGS (Hollywood Gánster, con el nivel de colaboradora”, en tanto que Villalta Vargas, es miembro activo, de la cancha Tiny Locos (TLS) “Centro Urbano Ivu, con el nivel de homeboy, función gatillero y distribuidor de droga”, reza el informe.

El Diario de Hoy no pudo obtener una forma de contactar a familiares de López Rivas para obtener su versión respecto de los señalamientos policiales contra la joven.

En repetidas ocasiones, la PNC ha relacionado a personas con organizaciones de pandillas; señalamientos que posteriormente han sido controvertidos por familiares de las víctimas. Es por lo anterior que se trató de escuchar la versión de la familia Villalta.

De momento, la PNC no ha aportado más información sobre la masacre o sobre la condición de salud del sospechoso, quien fue herido de bala en una pierna cuando, según la policía, intentó oponer resistencia a ser capturado.

De ser cierto que en ese hecho criminal hay vínculos de pandillas, eso demostraría que esos grupos criminales continúan, de alguna manera, con sus actividades criminales como la venta de drogas.

[ad_2]

Source link

Por ahed